Murió el entrenador personal de Tom Brady

Tom Martínez era sometido a diálisis cuando sufrió un infarto.
Murió el entrenador personal de Tom Brady
Tom Brady.
Foto: AP

SAN MATEO, California (AP) – Tom Martínez, el entrenador personal desde hace mucho tiempo de Tom Brady, mariscal de campo de los Patriotas de Nueva Inglaterra, murió a los 67 años de edad.

Su esposa, Olivia, le dijo al San Mateo Daily Journal (http://bit.ly/wZC5Vl) que murió el martes tras sufrir un ataque al corazón mientras recibía tratamiento de diálisis. El San Francisco Chronicle informó que murió en Redwood City.

Tom Brady trabajó con Martínez cuando era un adolescente de San Mateo, donde entrenaba en el Colegio de San Mateo. Su relación continuó durante la carrera de Brady en la NFL.

Martínez dijo al diario San Francisco Chronicle (http://bit.ly/xSIrhf) antes del partido del Super Bowl de los Patriotas contra los Gigantes de Nueva York este año, que siempre disfrutó trabajar con Brady y verlo jugar.

Brady correspondió a su entrenador cuando dijo a los periodistas antes del Super Bowl que Martínez le enseñó a jugar al fútbol, y que estaría “siempre en deuda” con él.

“Fue un gran amigo mío desde hace mucho tiempo”, dijo Brady, quien agregó que Martínez había estado buscando un riñón hacía tiempo.

“Mucha gente busca riñones o algún otro tipo de trasplante, pero él lo merece”, dijo Brady. “Es un gran hombre”.

Un portavoz de los Patriots, dijo el miércoles que Brady no pudo ser contactado inmediatamente para hacer declaraciones. El equipo publicó en Twitter la noche del martes: “Nuestras sinceras condolencias a la familia Martínez y a todos de quienes fue mentor durante su increíble carrera”.

El receptor de los Patriotas, Julian Edelman, también tuiteó: “RIP entrenador en jefe Tom Martínez. Él era un gran mentor para muchos en el área de la bahía. Su legado siempre vivirá.”

Olivia Martínez le dijo al Daily Journal en un correo electrónico que Martínez “deja tres hijos. Sus cónyuges. Seis nietos y cientos de jóvenes atletas en el Área de la Bahía y en todo el país”.

Los médicos le dijeron a Martínez en la primavera pasada que tenía meses o menos de vida, debido a una combinación de problemas en los riñones y el corazón, informó el Daily Journal. Su pronóstico era, al menos temporalmente, reservado cuando los especialistas descubrieron que era su marcapasos el que lo estaba matando. El marcapasos fue deshabilitado en junio y había estado luchando para hacerse más fuerte a la espera de un trasplante de riñón.