Trasladan a 3 reos a penal más seguro

Tres reos pertenecientes al grupo criminal Los Zetas fueron trasladados ayer del penal mexicano de Apodaca, donde el domingo pasado murieron 44 reclusos en un motín de máxima seguridad de Puente Grande, durante un operativo que provocó disturbios en los que 22 presos resultaron heridos.
Sigue a La Opinión en Facebook
Trasladan a 3 reos a penal más seguro
Funcionarios y custodios, detenidos por los hechos del pasado domingo, que dejaron 44 muertos y 30 fugados.
Foto: EFE

MÉXICO, D. F. (EFE).- Tres reos pertenecientes al grupo criminal Los Zetas fueron trasladados ayer del penal mexicano de Apodaca, donde el domingo pasado murieron 44 reclusos en un motín de máxima seguridad de Puente Grande, durante un operativo que provocó disturbios en los que 22 presos resultaron heridos.

La fiscalía mexicana confirmó ayer en un comunicado el traslado, ordenado por un juez, de Marco de León Quiroga o José Andrés Míreles Quiroz, alias “el Gordo” o “el comandante Chabelo”, Mario Andrés Alcorta Ríos, “el Junior”, y Jorge Francisco Gámiz Vega, “el Extraño”.

El lunes pasado un juez ordenó el traslado de los tres presuntos miembros de Los Zetas a una cárcel de máxima seguridad, tras el inicio de un proceso penal en su contra por el delito de delincuencia organizada.

En cumplimiento de la orden judicial, un grupo de fuerzas especiales llegó el martes a las 7:00 de la noche, hora local (1:00 de la mañana del miércoles, hora del meridiano de Grenwich) al penal de mediana seguridad de Apodaca, en Nuevo León, para recibir a los tres reclusos y trasladarlos a la cárcel de Puente Grande, en el occidental estado de Jalisco.

El operativo desató disturbios en el interior de la prisión, donde los reos quemaron colchones para evitar el traslado.

Los disturbios dejaron un saldo de 22 reclusos heridos, cuatro de bala, quienes se encuentran estables, dijo ayer en rueda de prensa el portavoz del Consejo de Seguridad de Nuevo León, Jorge Domene.

De acuerdo con las autoridades, las fuerzas federales lanzaron gases lacrimógenos para someter a los internos y llevar a cabo el traslado de los prisioneros.

La Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) precisó que la entrega de reos en Apodaca concluyó a la 1:30 de la madrugada, hora local (7:30 de la mañana, hora del meridiano de Grenwich) y después fueron llevados a la cárcel de Puente Grande, donde “actualmente se encuentran internos”.

El penal de Apodaca fue escenario el domingo pasado de una matanza de 44 reos del cartel del Golfo perpetrada por presuntos miembros de la organización de Los Zetas con la presunta complicidad de directivos y guardias de la cárcel.

De acuerdo con las investigaciones, antes de la matanza, 30 reos, presuntos miembros de Los Zetas, se escaparon de la prisión también con la ayuda de funcionarios.