Protestan migrantes contra el IFE en el D.F.

De California, sólo se recibieron 12 mil solicitudes para votar en las elecciones presidenciales

MÉXICO, D.F.- Después que el Instituto Federal Electoral (IFE) informara que el mayor número de solicitudes de inscripción a la lista nominal por correo desde el extranjero lo tenía California con 12,664 pedidos, un grupo de líderes de organizaciones inmigrantes manifestó su rechazo a esas cifras.

(No representan) “ni la mínima parte de los mexicanos que vivimos en Estados Unidos y que quieren votar pero no tienen credencial”, dijo Raúl Murillo, director de la Hermandad Mexicana de Los Ángeles, quien estuvo en la sede del organismo electoral, en la capital mexicana.

El IFE presentó oficialmente el conteo final de las piezas postales recibidas hasta el pasado 15 de enero, fecha en que concluyó el plazo de envío de solicitudes de inscripción. Eran 61,687 en total.

A los mexicanos residentes en California les siguieron en participación los de Texas, con 7,257 inscripciones para votar; Illinois con 5,346; Florida, con 3,111 y Nueva York con 2,620.

Estados Unidos simboliza el 77% del sufragio en el exterior, porque existe aquí una población superior a los 20 millones de mexicanos. Y habría 4 millones que pudieran sufragar, a no ser porque la mayoría no cuenta con credencial con fotografía, la cual es indispensable para votar según la ley. La credencial de elector sólo se emite en territorio mexicano.

“Ninguna promoción del IFE va a funcionar sin credencialización al exterior”, insistió Juan José Gutiérrez, coordinador de la Coalición por los derechos plenos de los mexicanos en el exterior, otra de las representaciones migrantes presentes en el IFE junto con el Consejo de federaciones mexicanas, representado por Francisco Moreno, y el Consejo binacional de organizaciones comunitarias, de Roberto Bravo.

En un documento conjunto que ellos firmaron como representantes comunitarios de Los Ángeles, protestaron por lo que consideran como “derecho no efectivo”. Dicen que el sufragio tiene “requisitos inalcanzables para los indocumentados”.

“El gobierno de México está violando la constitución al bloquear los derechos de los mexicanos en el exterior”, resumió Francisco Moreno, de Federaciones Mexicanas.

En los últimos seis años, las organizaciones de inmigrantes presentaron iniciativas para modificar el voto en el exterior en la Cámara de Diputados. Lo hicieron ante representantes de alto nivel de los tres partidos como Josefina Vázquez Mota, Beatriz Paredes y Porfirio Muñoz Ledo. Pero según refieren, los políticos que les prometieron tenerlas en cuenta, luego no hicieron nada por impulsarlas.

El 12 de enero en la Universidad de Notre Dame, en Chicago, los siete partidos mexicanos se comprometieron a buscar los mecanismos para expedir en el extranjero la credencial de elector, y además permitir el voto de los ciudadanos emigrados en sus lugares de residencia o por vía electrónica.

“Buscamos también mecanismos para que haya una oficina permanente en México que vincule el voto exterior, y que los migrantes tengan representantes en el consejo consultivo de este organismo”, dijo el consejero Francisco Guerrero, del IFE. Sin embargo, los inmigrantes están recelosos. “No queremos que nos sigan dando atole con el dedo”, describió Juan José Gutiérrez. “Si vemos que no hay avances, vamos a tener un comportamiento político diferente del que ahora hemos tenido, y demandar nuestros derechos ante otras instancias: a la Suprema Corte de Justicia de la Nación o a cortes internacionales”, concluyó.