Reos secuestran a director de cárcel en Nicaragua

El motín ocurrió en medio de un enfrentamiento entre grupos rivales del Centro Penal La Esperanza.

MANAGUA (AP) — El alcaide de una prisión fue retenido por los presos que se amotinaron el viernes y causaron heridas a cuatro funcionarios del penal, informó el viceministro de gobernación Carlos Nájar, en un hecho que ha preocupado al gobierno.

El presidente Daniel Ortega y la primera Dama, Rosario Murillo, dieron instrucciones para que el caso se resuelva sin utilizar la fuerza.

El viceministro de gobernación dijo al gubernamental Canal 4 de la televisión local que están negociando la liberación del alcaide Herminio Escoto, pero se desconocían más detalles del suceso.

El motín ocurrió en medio de un enfrentamiento entre grupos rivales del Centro Penal La Esperanza, de la ciudad de Estelí, ubicada a 105 kilómetros al norte de Managua.

Nájar dijo que las autoridades “tratan de resolver la situación” y aseguró que no reviste gravedad.

“Hubo una guerra de pedradas. Puede haber más lesionados, pero está tranquila la situación, estamos hablando con ellos para garantizar de que el compañero director del centro penal, el alcaide, salga, del área donde está con ellos”, agregó.

Explicó que los reos retuvieron al alcaide “cuando trató de convencerlos de desistir de su actitud”.

En el centro penal hay 838 reos. El enfrentamiento ocurrió entre los reclusos del pabellón 1, con 110 reos, y los del pabellón 2, con 208.

Nájar dijo tener instrucciones precisas del presidente Ortega de “actuar de la mejor manera persuadiéndolos y no utilizando la fuerza”.

“Creemos que podemos resolverlo en las próximas horas”, apuntó el viceministo de gobernación.

Murillo, esposa de Ortega, y Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, dijo al Canal 4 que el mandatario reiteró a las autoridades “resolver cualquier conflicto por la vía del diálogo para evitar pérdidas de vidas humanas” porque su gobierno “promueve y defiende la vida”.

La Policía Nacional envió refuerzos desde provincias cercanas y una brigada especial desde Managua, informó al mismo canal el vocero policial, Ramón Avellán.

Agregó que se formó una comisión negociadora para conversar con los que dirigen el motín para lograr una solución pacífica.

“Tenemos un anillo de seguridad cubriendo el lugar y vamos actuar conforme a la situación que se nos vaya presentando en el desarrollo de los hechos”, dijo.

Roberto Petray de la Asociación Nacional de Derechos Humanos dijo a AP telefónicamente que también fueron enviados refuerzos del Ejército de Nicaragua y que por lo menos nueve reos fueron heridos a bala.

Según dijo, “la trifulca se originó durante un día de visitas familiares, luego de un altercado entre guardas del penal y reos que protestaban por el maltrato que reciben y las condiciones en que viven”.

Petray dijo que la policía lanzó gases lacrimógenas sobre el penal y que los reos tienen esposado al alcaide.

Gonzalo Carrión, del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos dijo a AP telefónicamente que centenares de familiares de los reos presionan frente al penal exigiendo noticias de lo que sucede dentro del penal.

Vilma Núnez, presidenta del organismo, dijo desde hace tres años las autoridades no permiten al organismo visitar los penales del país donde se calcula hay más de 7,000 reos, en condiciones de hacinamiento.

El Procurador de Derechos Humanos del gobierno, Omar Cabezas, declaró recientemente que los reos de Nicaragua están en mejores condiciones que en cualquier centro penal de la región, y puso en dudas las denuncias de los organismos defensores de los derechos humanos.