Estudiante de Long Beach murió por golpe en la cabeza

Joana Ramos fue sometida a una cirugía cerebral antes de morir.
Estudiante de Long Beach murió por golpe en la cabeza
Una menor que presenció la pelea en la que quedó herida mortalmente Joana Ramos, frente al altar de la escuela Willard.
Foto: La Opinión

La niña Joana Ramos, de 11 años de edad, quien murió después de una pelea en Long Beach el viernes, sufrió un fuerte traumatismo en la cabeza y su muerte fue un homicidio, afirmaron funcionarios forenses hoy.

En tanto, la hermana de Joana dijo que la niña tuvo una cirugía de emergencia por un coágulo en el cerebro. Los padres de la menor piden una explicación del incidente a las autoridades escolares.

Vanessa Urbina afirmó que su hermana fue revivida tres veces en el hospital el viernes pasado antes de entrar a cirugía.

La joven de 17 años, quien se encontraba en el hospital, dijo que su hermana vomitó en el carro de su madre en el trayecto de su escuela en Long Beach a su casa y que se quejó de dolor de cabeza antes de quedar inconsciente en el sofá.

Su madre la llevó de inmediato al hospital. Joanna murió a las 9:00 de la noche ese mismo día, unas seis horas después de la pelea.

Vanessa dijo que había platicado con su hermana el jueves por la tarde y la niña nunca le mencionó estar siendo víctima de bullying.

“Los niños víctimas de bullying no le dicen nada a sus padres porque en la escuela les van a llamar mitoteros”, indicó Vanessa, quien llegó esta mañana a la escuela acompañando a su madre para hablar con los administradores del plantel.

También se presentaron en la escuela los abuelos de la niña, pero sólo se detuvieron ante un improvisado altar que amigos y compañeros de Joanna instalaron frente a la escuela, con fotos, globos, flores y velas. Algunos dejaron tarjetas con mensajes y imágenes de la virgen de Guadalupe y de Jesucristo.

Hoy las autoridades del Distrito Escolar Unificado de Long Beach ofrecieron consejería a los estudiantes.