Luz verde a expansión de chárter

Comité del Concejo dice que New West solo podrá admitir 750 estudiantes

Luz verde a expansión de chárter
La expansión de la chárter New West, en el oeste de Los Ángeles, fue discutida ayer por un comité del Concejo Municipal.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

Un grupo formado por miembros del sindicato de maestros` (UTLA), estudiantes, padres y vecinos del área oeste de la ciudad llevaron ayer su lucha en contra de la expansión de la escuela secundaria chárter New West hasta el Comité de Planeación del Concejo Municipal de Los Ángeles.

Pero el comité integrado por los concejales José Huízar, Ed Reyes, y Mitchell Englander aprobó con un voto de 3-0 la expansión de la escuela chárter, pero con condiciones.

Entre ellas, se determinó que el máximo de estudiantes en la escuela New West sea de 750 y no de 875 como se tenía planeado, así como que los estudiantes lleguen a ella en un shuttle o transporte compartido para evitar el tráfico, el cual era uno de los aspectos que más preocupaba a los vecinos opuestos a la expansión.

Pero una de las razones principales de la oposición era el uso de fondos gubernamentales que ahora otras escuelas públicas del área tendrán que compartir con New West.

“Nos quita fondos públicos que tanta falta nos hacen a escuelas de Título 1 en el área”, resaltó Steve Pérez, maestro de Emerson Middle School, una escuela del área donde se planea convertir una bodega de casi 50,000 pies cuadrados en un edificio escolar con 28 salones de clase.

“New West no atiende a estudiantes de bajo nivel socioeconómico ni a estudiantes del área,” se quejó Pérez.

De acuerdo con UTLA, en el año escolar 2010-2011, menos de un 2% de los estudiantes de New West eran niños del vecindario y solo 2% de ellos hablaban inglés como segundo idioma. Las cifras, dice el sindicato, contrastan con el promedio de más de 35% que asisten a otras escuelas del mismo vecindario.

UTLA además dice que solo un 7% de los estudiantes de New West requieren educación especial, cuando en las otras escuelas, un 20% de los estudiantes están en esa categoría.

Daniel Mamane, un estudiante de otra escuela del área, la preparatoria University High School, se manifestó en contra de la expansión.

“Esta escuela obtiene dinero de los fondos destinados para nuestra escuela y al perder ese dinero hemos perdido maestros”, afirmó Mamane, quien antes fue estudiante de New West.

Pero Stewart Neoville, un padre de dos estudiantes de New West Charter, se manifestó contento con la decisión.

“Es una muy buena escuela a la que estudiantes de este o cualquier otro vecindario merecen asistir”, dijo.