Guerra en tierra del Mundial

Brasil desconoce como interlocutor al secretario general de la FIFA
Guerra en  tierra del Mundial
La construcción de la mayoría de los estadios para Brasil '14 va atra-sada y eso ha creado conflictos entre FIFA y la sede del Mundial.
Foto: AP

RÍO DE JANEIRO, Brasil (EFE).- El ministro de Deporte de Brasil, Aldo Rebelo, anunció ayer que el Gobierno de Dilma Rousseff no “acepta más como interlocutor” al secretario general de la FIFA, Jérome Valcke, después de que este afirmase que el país precisa “una patada en el trasero” para acelerar las obras necesarias para el Mundial de 2014.

“Son expresiones impropias para tratar de las relaciones entre esa entidad y un país” y “dadas las palabras usadas”, que calificó de “ofensivas” e “inaceptables”, Brasil comunicará a la FIFA que ya no acepta a Valcke como “interlocutor”, declaró Rebelo en rueda de prensa.

En declaraciones ofrecidas en Londres, que tuvieron una amplísima repercusión en la prensa brasileña, Valcke criticó los atrasos en las obras de estadios e infraestructura y las demoras del Congreso en aprobar la ley que regulará todo lo relacionado con el próximo Mundial.

En su afirmación más polémica, consideró que los responsables de la organización del Mundial deberían recibir “una patada en el trasero” para “comenzar a trabajar” y superar esos atrasos.

Rebelo condenó que esas declaraciones hayan sido hechas después de que la propia FIFA, en enero pasado, divulgara un informe en el que “se refirió al entusiasmo del Gobierno y los trabajos”, así como “reconoció la excelencia de los proyectos para los estadios”.

El ministro sostuvo que, “en conflicto con esas observaciones de la propia FIFA, el secretario general hace una evaluación que no corresponde con los hechos ni con la realidad” y que dificulta el ambiente de cooperación que existe entre el Gobierno y la entidad de futbol”.

Valcke tenía previsto hacer una visita a Brasil para revisar el estado de las obras a mediados de este mes, pero Rebelo dijo que pedirá al presidente de la FIFA, Joseph Blatter, que nombre a otra persona, pues el secretario general “ya no es reconocido como interlocutor”.

Rebelo aseguró que en más de la mitad de los casos las obras han sido concluidas en más del 50 por ciento y serán entregadas en el plazo previsto, y reconoció atrasos significativos solamente en Natal, donde el estadio ha sido terminado en un 17 por ciento.

Alrededor de la web