Para muestra… un jonrón

Céspedes se va para la calle en su primer juego de pretemporada

Guía de Regalos

Para muestra… un jonrón
Con un swing elegante, muy propio de los grandes artilleros de Grandes Ligas, Yoenis Céspedes descarga su jonrón en el cuarto inning.
Foto: AP

PHOENIX, Arizona (AP).- Bob Melvin bromeó antes del partido que le encantaría ver a Yoenis Céspedes conectar tres jonrones, estafar tres bases y robar un cuadrangular a un bateador en el jardín central en su su debut de pretemporada.

Pero el piloto de los Atléticos de Oakland se conformó encantado con lo que el desertor cubano le entregó: un jonrón solitario y un sencillo productor en la victoria de 6-3 sobre los Rojos de Cincinnati.

Sin embargo, lo que impresionó a Melvin, más que esas dos grandes muestras con su bate, fue la paciencia de Céspedes en su primer turno al bate en las Grandes Ligas.

Céspedes lució muy selectivo y terminó recibiendo base por bolas del abridor de Cincinnati, el derecho dominicano Johnny Cueto.

“Este es el día que estábamos esperando”, dijo Melvin.

“Se notaba muy iluminado y confiado en lo que es capaz de hacer”, comentó el mánager.

“Me gustó no sólo el boleto que recibió en su primer turno, sino su aplomo en los otros turnos”, agregó.

“En verdad ha ido mejorando a medida que avanzan los entrenamientos”.

“Hoy [ayer] hizo buen swing a una recta en el centro, luego fouleó dos veces hasta que consiguió el envío que deseaba y sacó su hit”.

“Creo que se va ir a casa con una gran sonrisa disfrutando y sintiéndose bien después de lo que hizo en su primer día”.

En efecto. Céspedes estaba más que feliz.

“Me siento muy bien”, dijo Céspedes a través de su intérprete en turno, el expitcher derecho de Grandes Ligas y paisano, Ariel Prieto.

“Los resultados que he tenido hoy [ayer] me han hecho sentirme muy bien. Era lo que yo quería”, agregó el desertor cubano, quien fue firmado por cuatro temporadas y 36 millones de dólares por los Atléticos de Oakland.

El toletero de 26 años de edad, había pasado su primera semana en el campo “A” para aclimatarse a sí mismo, tanto dentro como fuera del terreno antes de su primer turno.

Céspedes caminó a la primera base tras ver seis lanzamientos que no le gustaron.

En el tercer inning, sacó su sencillo sobre la cabeza del tercera base Josh Donaldson.

Un inning más tarde, sacudió una recta del relevista zurdo Jeff Francis enviando la bola encima del muro del bosque izquerdo.

Céspedes fouleó varios cambios de velocidad de Francis

La presencia del cubano ha despertado el interés de la afición, que ayer llenó el Estadio Municipal de Phoenix.