Fue cosa de mujeres

El concierto de Paquita la del Barrio fue una eclosión de pasión y sentimiento
Fue cosa de mujeres
Imagen del concierto que Paquita la del Barrio dio el sábado por la noche en el Downtown de la ciudad.
Foto: René Miranda

La presentación de Paquita la del Barrio no pudo tener mejor fecha que la de marzo. Pegadito al día en que se celebraba la igualdad y dignidad de las mujeres.

Y estas aprovecharon para festejar con la intérprete que mejor se lo pasa humillando a los hombres con sus temas.

En el teatro Nokia, más que un concierto, parecía haber una convención de mujeres, porque aunque había hombres, estas dominaron.

Llegaban en grupos de amigas o eran madres de edad avanzada con sus hijas, todas ansiosas de gritar y celebrar las injurias que Francisca Viveros, “Paquita”, desgrana en sus temas contra los hombres abusivos, mujeriegos, celosos y crueles.

Aunque el recinto, donde se presentó por primera vez la artista, no se llenó —y tuvieron que tapar una parte del teatro con cortinas—, la sensación era semejante a tener casa llena.

Cuando Paquita entró al escenario, el público la recibió de pie y con una gran ovación. Ella lucía resplandeciente, con un elegante vestido anaranjado con aplicaciones brillantes.

Con el tema Vivo contenta, nombre también de su última producción, la intérprete abrió el concierto.

La protectora de las mujeres, como también le llaman, siguió con temas más románticos como Invítame a pecar.

Pero a medida que avanzó la noche, los insultos subieron de todo. Entonces Las rodilleras (Para que hinques a tu madre) fue de las primeras en elevar el furor de la audiencia.

“Me estás oyendo inútil”, recitaba Paquita, de 64 años, en algunos de sus temas, y las miradas del público se iban contra los pocos hombres que había en el teatro y que parecían disfrutar de los insultos.

Las mujeres envalentonadas —y con unos tragos encima, todo sea dicho de paso—, mostraban de manera evidente como gozaban las frases de algunos de los temas como >it 1<Resultó vegetariano, Pobre pistolita, Si yo fuera varón y Me saludas a la tuya.

Con la pasión y sentimiento que la caracterizan, Paquita la del Barrio brindó dos horas de concierto en los que cantó con su grupo musical y con mariachi.

Pero su público también gozó de temas como Mi gusto es, Fallaste corazón e Historia de un amor.

Pero no podían faltar los temas que más ha coreado la gente y que le ha hecho ganar más seguidores durante todos estos años de carrera, como Tres veces te engañé y Rata de dos patas, que literalmente enloquecieron a la audiencia.

Antes de que Paquita pisara el escenario, la encargada de abrir su concierto fue B.A. Solís, la hija de Beatriz Adriana y Marco Antonio Solís, “El Buki”.

Aunque hace gala de una buena voz para cantar con mariachi, en principio se le escuchó sin suficiente fuerza.

B.A., que por primera vez se presentó en un lugar tan grande como Nokia, recibió el aplauso del público y el de su madre, la cantante Beatriz Adriana, quien acudió para apoyarla.

Esa fue la noche de las mujeres, que después de llegar a su punto y final, y dirigiéndose a a la salida, seguían cantando Tres veces te engañé.

“Ahorita bien gritas y cuando lleguemos a la casa nos van a sentar de un chin…”, expresó en voz alta y con cierta ironía una mujer que caminaba junto a un grupo de amigas antes de abandonar el teatro.