Defensora de su gente

Maryann Walker creó firma de asistencia legal
Defensora de su gente
Maryann Walker
Foto: suministrada

Maryann Walker pasó su infancia en su natal Manhattan Beach, California, y su adolescencia en Ciudad Obregón, México. Y cuando retornó a Estados Unidos para obtener un título de traductora e intérprete de la Universidad de California Los Ángeles (UCLA) se percató del trato injusto que en este país se le da a los inmigrantes que no hablan inglés.

“De niña no me daba cuenta que vivía dentro de una sociedad con prejuicios que no le da a las minorías las oportunidades que merecen”, dice esta mexicano-americana, quien se crió en un hogar completamente bilingüe y bicultural.

Walker ratificó su percepción al trabajar en las cortes de la ciudad como intérprete. “Al llegar a las cortes observé que a las personas que no hablaban inglés les estaba yendo muy mal por no tener a un abogado que hablara español para que los defendiera”, recuerda.

“Solo hablaban con el abogado el día de su juicio, cuando el estado les pagaba un intérprete para comunicarse con quien los iba a defender”, prosiguió.

Indignada con lo que observaba, tuvo la idea de juntar a cinco abogados que hablaban español para que representaran a los de la comunidad latina monolingüe.

“La respuesta fue muy positiva”, rememora. “La comunidad latina sí necesitaba abogados que la atendiera en su idioma y día tras día comenzamos a tener más y más llamadas”.

Fue así como en 1984 nació Los Defensores, para facilitar abogados de habla hispana para defender en casos criminales, de inmigración, accidentes de trabajo y automovilísticos. “Gracias a Dios ya vamos a cumplir 28 años de servicio en septiembre”, denota. “Y, de cinco abogados que logré juntar al principio, hoy tenemos 110 firmas de abogados, que solo cobran a quien representan cuando ganan el caso”.

Y Walker se asegura de que esto se cumpla, como también que las firmas posean el seguro de responsabilidad y que tengan un récord impecable ante el colegio de abogados.

A la fecha, Los Defensores ha representado en las cortes a más de un millón de latinos que no dominan el inglés. “Me siento afortunada de haber encontrado una solución para esta injusticia. Y para estar mejor, necesitamos que los latinos que son residentes legales se hagan ciudadanos. Somos una mayoría con poca fuerza política. Necesitamos tener representación y voz en este país con el voto”, acota.