Roba cámaras a costa de Guillén

Bobby Valentine se ríe de la costumbre de insultar del piloto venezolano

Bobby Valentine habla con un grupo nutrido de periodistas previo al partido de Medias Rojas con  Yanquis, ayer, en Tampa, Florida.

Bobby Valentine habla con un grupo nutrido de periodistas previo al partido de Medias Rojas con Yanquis, ayer, en Tampa, Florida. Crédito: AP

TAMPA, Florida (AP).— El mánager de los Medias Rojas de Boston, Bobby Valentine, se burló ayer del insulto que le hubiera lanzado Ozzie Guillén, su homólogo venezolano en los Marlins de Miami, al decir “¿acaso no es su costumbre opinar sobre todo?”.

Guillén fue expulsado el lunes por cuestionar una decisión del umpire en el partido de pretemporada contra Boston, y Valentine le dijo adiós con la mano un par de veces.

Después del partido, el piloto venezolano dijo que hubiera insultado a Valentine si hubiera visto ese gesto.

Cuando le informaron a Valentine sobre las declaraciones del locuaz estratega de los Marlins, dijo antes del partido contra los Yanquis de Nueva York sobre Guillén:

“¿Alguna vez se ha quedado callado?”.

Famoso por regresar al dugout vistiendo un bigote falso y lentes oscuros después de ser expulsado de un partido cuando dirigía a los Mets de Nueva York en 1999, Valentine pareció sorprendido de la atención que atrajo el movimiento de su mano.

“Ayer estaba diciendo adiós a Ozzie para llamar su atención y decirle te veo en Miami”, comentó Valentine.

“Se convirtió en algo grande. En calentamiento de pretemporada”, agregó.

Pero antes de emprenderla contra Guillén, Valentine lució una amplia sonrisa y una felicidad que no podía ocultar cuando le pidieron comentar sobre los Yanquis

Y es que la rivalidad más caliente de las Grandes Ligas cuenta ahora con un gran provocador en la persona de Bobby Valentine.

Muchos le admiran, otros se irritan al verlo. Pero con Valentine, todos concuerdan en algo: no es aburrido.

El nuevo mánager de los patirrojos es tal vez el individuo perfecto para tomar las riendas de un equipo que viene de sufrir un colapso histórico que les dejó fuera de la postemporada y también para echar más gas al fuego cuando sus Medias Rojas se midan a los Yanquis en esta campaña.

La de ayer fue la primera de dos citas primaverales con los Yanquis que sirven de aperitivo para los 18 juegos que sostendrán en la temporada.

En esta nota

Guillen Marlins Medias Rojas

Suscribite al boletín de Los Ángeles

Recibe gratis las noticias más importantes de Los Ángeles diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain