Romney ataca a Obama en Misuri

Le pide a los votantes ayuda para obtener la candidatura partidaria para enfrentar al presidente

Romney ataca a Obama en Misuri
El candidato republicano Mitt Romney saluda a sus seguidores.
Foto: EFE / Dan Anderson

Kansas City, Misurí, EE.UU. — Mitt Romney se olvidó hoy de sus rivales republicanos al pedir a los votantes en Misuri que le ayuden a obtener la candidatura partidaria para enfrentar al presidente Barack Obama en noviembre.

En un discurso ante 400 personas en San Luis, Romney dijo que el Presidente está satisfecho con los elevados déficits y altos precios de los combustibles y reiteró sus promesas de reducir el gasto, crear empleos y reforzar las fuerzas armadas.

Romney no habló de sus rivales Newt Gingrich y Rick Santorum en su discurso de 15 minutos. Optó por hacer campaña en Misuri, donde se realizan asambleas partidarias el sábado, en lugar de Alabama y Misisipi, donde se votaba este martes. Una victoria en cualquiera de estos dos estados lo consolidaría como el favorito para obtener la candidatura.

El exgobernador de Massachusetts dedicó la mayor parte del tiempo a entrevistas por radio y televisión.

En una aparición por la tarde en Kansas City, Romney dijo que esperaba obtener buenos resultados en Alabama y Misisipi. “Si las encuestas son precisas, tendremos creo que un tercio de los delegados”, dijo a los periodistas que viajan con él. “Y si es así, nos acercaremos un poco más al número mágico. De lo que se trata es de obtener delegados”.

La cerrada contienda en las primarias de hoy le dan al exgobernador de Massachusetts una oportunidad clave en una región que ha tardado en apoyarlo. También podrían dar el veredicto final a la candidatura de Gingrich, que se ha basado en el sur del país.

Santorum y Gingrich, están librando una dura batalla para convertirse en el único rival a la derecha de Romney, un multimillonario políticamente más moderado.

“La gente de Misisipi y Alabama quiere un conservador”, dijo Santorum a la prensa en Biloxi, Misisipi. “Si quieren asegurarse que haya un candidato conservador, pueden alinearse con nosotros para que sea una contienda entre dos personas fuera del sur”.

El enfrentamiento se produce en momentos que las encuestas muestran una fuerte caída de la popularidad de Obama, en coincidencia con el aumento de los precios de la gasolina como resultado de la turbulencia en el Oriente Medio.