Culpable de chantaje por precios del tomate

Expropietario de empresa participó en un complot nacional
Culpable de chantaje por precios del tomate
Frederick Scott Salyer, de 56 años, fue acusado de sobornar a gerentes de compra para que adquirieran productos derivados del tomate de su empresa, SK Foods.
Foto: Archivo

SACRAMENTO, Calif. (AP).-Un expropietario de una empresa de alimentos de California se declaró culpable de chantaje el jueves en un complot a nivel nacional en el que se fijaban los precios del tomate.

Frederick Scott Salyer, de 56 años, fue acusado de sobornar a gerentes de compra para que adquirieran productos derivados del tomate de su empresa, SK Foods, con sede en Monterrey. Los fiscales afirman que Salyer fijaba los precios y manipulaba las licitaciones para vender los productos derivados del tomate a McCain Foods USA Inc., ConAgra Foods Inc. y Kraft Foods Inc.

Salyer se declaró culpable en el tribunal federal de Sacramento de dos cargos: chantaje y fijación de precios. Los cargos tienen una pena máxima de 20 años en prisión, aunque se espera que Salyer enfrente de cuatro a siete años en prisión cuando reciba la sentencia el 10 de julio. Permanece en libertad con una fianza de 6 millones de dólares.

Salyer y su abogado, Malcolm Segal, se negaron a hacer comentarios fuera de la sala del tribunal.

Salyer fue acusado de estar en un círculo de fijación de precios que ayudó a SK Foods a captar el 14% del mercado del tomate procesado y ubicarse en segundo lugar entre los procesadores de tomate del estado antes de que los investigadores allanaran la empresa en 2008.

También admitió que SK Foods falsificaba de forma rutinaria los resultados de las pruebas de laboratorio para su extracto de tomate y que él ordenó a exempleados a falsificar datos, incluyendo el contenido de moho del producto y si calificaba como “orgánico”, indicó la oficina del procurador federal.

“Cualquier forma de corrupción es despreciable, pero cuando ocurre en la industria alimenticia, erosiona la confianza pública en los productos y amenaza a la industria en su totalidad”, afirmó en una declaración escrita Herbert M. Brown, agente especial a cargo de la oficina del FBI en Sacramento.

Las autoridades dijeron que su investigación comenzó en agosto de 2006. Salyer fue procesado en 2010 por 12 cargos, incluyendo soborno, conspiración y obstrucción de la justicia.

Compradores de Kraft, Frito-Lay Inc., Safeway Inc. and B&G Foods Inc. se han declarado culpables de aceptar sobornos en el caso. En total, 10 exempleados o clientes anteriores de SK Foods se han declarado culpables en la investigación.

Además, se han presentado varias demandas contra SK Foods, que solicitó protección contra la quiebra en mayo de 2009. Olam International de Singapur compró la empresa dos meses más tarde a 39 millones de dólares.

Como parte del acuerdo, Salyer accedió a renunciar a al menos 3.25 millones de dólares de sus cuentas bancarias en el exterior a donde, según los fiscales, trasladó los fondos después de que SK Foods solicitara la quiebra.