Defraudaron a dueños de casa

Congelan bienes de empresas que prometían ayudar a propietarios
Defraudaron a dueños de casa
Salvador González y su esposa Silvia buscaron ayuda para conservar su vivienda.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Una empresa usó la sonrisa de Barack Obama como anzuelo en sus carteles publicitarios; la otra, la popular frase de “Como usted lo vio en televisión”. En total eran cinco las compañías que prometían eliminar los embargos de casas por distintas vías.

Ayer, un tribunal federal congeló sus activos por una investigación que alega que éstas trataron de estafar a dueños de viviendas con falsas demandas colectivas y asistencia de organizaciones sin fines de lucro que no existían, servicios por los cuales sus víctimas pagaron hasta $10,000.

Se trata de cinco compañías con sede en Santa Ana, todas propiedad de Sameer Lakhany, que operaban bajo los nombres de Credit Shop, Fidelity Legal, Titanium Realty, Precision Law Center Inc. y Precision Law Center LLC.

A petición de la Comisión Federal de Comercio (FTC), una corte federal ha congelado sus activos mientras se conducen las investigaciones.

Mark Glassman, abogado de la Oficina de Protección al Consumidor de la FTC, explicó que un método de estafa fue presentarse como una organización no lucrativa que, con el aval del Departamento de Vivienda, ofrecía servicios gratuitos a las familias en riesgo de perder sus viviendas.

En otros casos, indicó el funcionario, cobraban entre $6,000 y $10,000 para incluir a una persona en una demanda colectiva en contra de las instituciones de crédito.

“En algunos casos les dijeron que dejaran de pagar las hipotecas y que les dieran ese dinero a ellos”, dijo el abogado a La Opinión.

José Manzo, dueño de una casa en el Este de Los Ángeles, ha tratado de salvar su propiedad pagando a intermediarios, pero sólo perdió los $6,000 que pagó por sus honorarios. “Una persona me prometió que me ayudaría, pero después dijo que ya no se podía hacer nada. A otra le entregué $2,800 y jamás la volví a ver”, contó Manzo.