Escuela de Bell está de luto

Estudiantes identifican a la víctima que estaba en el décimo grado

El ambiente en la Preparatroria Bell es de tristeza por la muerte de una jóven que recién había cumplido los 16 años y que fue asesinada de un balazo en la cabeza en un aparente ataque de pandilleros de South Gate.

Roxy Borboa Galindo, identificada extraoficialmente por sus compañeros, y no por las autoridades, es el nombre de la jóven asesinada en un incidente todavía no aclarado.

“Su novio era un cholito”, dijo con cierto un enfado un estudiante que conoció a Roxy y que prefirió no dar su nombre.

“Estamos todos tristes, ella no debió pasar por eso, estaba en el momento equivocado… y con la gente equivocada” mencionó el joven que lucía una camiseta estampada con el águila morada de la Preparatoria Bell.

Roxy recibió un balazo en la cabeza alrededor de las 9:30 de la noche del martes cuando iba a bordo de un vehículo, junto con otros cuatro jóvenes, por la avenida Dakota, casi esquina con Gardendale. Seis horas después del incidente, murió en un hospital de Lynwood.

De acuerdo con los testimonios recogidos por los agentes del Sheriff que investigan el caso, cuando los jóvenes iban en el carro tuvieron un altercado con una persona en la calle, quien sacó una pistola y realizó disparos al vehículo.

Una de las balas alcanzó la cabeza de Roxy, quien viajaba en el asiento trasero.

Roxy, que cursaba el décimo grado, se encontraba en período vacacional, pero algunos de los estudiantes entrevistados ayer la recordaron como una muchacha muy tranquila y amable.

“Es muy triste lo que pasó, porque tuvo una vida muy corta, y por lo que dicen que fue violencia de pandillas”, dijo Adriana Camacho.

Celeste García, madre de familia que tiene una hija en la Preparatoria Bell y quien recientemente se mudó de South Gate a Bell, condenó lo sucedido.

“Es una lástima lo que le pasó a esta criatura”, mencionó, “pero South Gate está horrible con eso de las pandillas, yo viví un año ahí, por la calle Illinois, y seguido había asaltos, a una señora le robaron su carro y bolso a plena luz del día, y mucha droga”.