Juventud mexicana amanece pidiendo: “¡Queremos ver al Papa!”

Benedicto XVI inició su segundo día de visita en México con una misa privada en honor a la Madre Trinidad Carreras
Juventud mexicana amanece pidiendo: “¡Queremos ver al Papa!”
Mexicanos de todas partes del país se mantienen a las afueras del Colegio Miraflores con la esperanza de ver al Santo Padre.
Foto: Gardenia Mendoza / Enviada Especial

León, México – El Papa Benedicto XVI inició su segundo día de visita en México con una misa privada en la Capilla del Colegio Miraflores en honor a la Madre Trinidad Carreras, quien está en proceso de beatificación.

En la ceremonia participaron las religiosas de la congregación Esclavas de la Santisima Eucaristía y de la Madre de Dios.

Mientras el Sumo Pontífice ofrecía la misa privada en el Miraflores, afuera se escuchaba a grupos de jóvenes que le gritaban con gran ánimo. “¡Queremos ver al Papa!, ¡Que salga el Papa!”?, coreaban frente a una valla metálica que circunda el sitio de descanso.

Esa es la juventud del Papa, jóvenes devotos de entre 15 y 30 años, que llegaron de ciudades de todo el país como Tlaxcala, Yucatán, Distrito Federal, Jalisco y San Luis Potosí.

María José Martínez, una profesora de 31 años, de la Ciudad de México, con encíclicas en mano exhortó a los jóvenes a involucrarse en los escritos del Papa que apuntan, dijo, principalmente a la caridad “que tanta falta nos hace en México”.

A la ceremonia privada que se ofreció esta mañana, llegaron religiosas, de la congregación antes mencionada, pero con representación de España, Portugal, Venezuela, Perú, Angola y de otros países de Latinoamérica.

El Colegio Miraflores es liderado por nueve monjas y una novicia. Tiene un registro de 2 mil 228 estudiantes, desde preescolar hasta bachillerato y es uno de los mejores planteles privados de León.

En la zona de domitorios del Colegio, hay 13 habitaciones y una capilla. En el cuarto principal es donde duerme el Santo Padre.

El Papa Benedicto XVI continuará con su agenda del día. A las 5:00 de la tarde (hora de México), será la entrega de llaves de la ciudad de Guanajuato en Glorieta Santa Fe, que se encuentra a la entrada de esta entidad, la cual colinda con Silao.

Una hora más tarde, abordo del papamóvil, viajará con rumbo a la Casa del Conde Rul, sede del Gobierno del Estado, en donde se reunirá con el presidente de la República, Felipe Calderón.

Y una hora después tendrá un encuentro con un grupo de niños y fieles en la Plaza de la Paz de esa misma ciudad colonial.