Impulsan la colaboración antidrogas

EE.UU. y Guatemala impulsan diálogo para aumentar colaboración antidrogas
Impulsan la  colaboración antidrogas
El subsecretario de estado adjunto antidrogas de EEUU, William Brownfield, con el presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina
Foto: EFE

GUATEMALA (EFE).- Estados Unidos y Guatemala iniciaron en esta capital un “diálogo sobre propuestas, ideas y conceptos”, incluida la iniciativa guatemalteca de despenalizar las drogas, con miras a aumentar la colaboración bilateral en la lucha antinarcóticos.

El subsecretario de estado adjunto antidrogas de Estados Unidos, William Brownfield, dijo en una conferencia de prensa junto al presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina, que ese diálogo pretende establecer nuevas medidas sobre cómo EE.UU. puede colaborar con este país centroamericano “mejor y más efectivamente en el futuro”.

El deseo de Estados Unidos, precisó Brownfield es “aumentar aún más” su colaboración con Guatemala “para mejorar los programas” de seguridad y lucha contra el narcotráfico que ya impulsa junto a las instituciones guatemaltecas.

Respecto a la propuesta de Pérez Molina de iniciar un diálogo internacional sobre la despenalización de las drogas, Brownfield ratificó que su Gobierno está “listo, dispuesto y preparado” para “tener un diálogo sobre este punto”.

EE.UU., añadió, tiene su propio análisis y posición respecto al tema de la despenalización, pero, aclaró, las más altas autoridades estadounidense han dicho que “cada Gobierno tiene el derecho soberano total y completo de tomar sus propias decisiones en términos de su política interna”.

En el marco de una breve gira regional para hablar de seguridad , Brownfield llegó ayer a Guatemala procedente de Honduras, donde reiteró que Estados Unidos está en contra de la despenalización de las drogas.

Un informe estadounidense sobre narcotráfico en el mundo, señaló que cerca del 80 % de la cocaína que llega a México con destino a EEUU hace escala en un país de Centroamérica.

El alto funcionario estadounidense afirmó este martes que ningún Gobierno en el mundo “tiene la política perfecta para el control de la droga ilícita”, pero resaltó que todas las naciones tienen en común “el deseo de controlar este problema para proteger a sus pueblos”.