Trinitarios van por el milagro

Honduras sólo quiere estar listo para el duelo de semifinales

Trinitarios van por el milagro
Alexander Lozano (izq.) y Alfredo Mejía son jugadores clave de Honduras.
Foto: AP

Luis Fernando Suárez, entrenador de la selección Sub-23 de Honduras, dijo que la derrota del domingo ante México, por 3-0, en nada afecta el plan trazado para llegar a los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

“Nosotros controlamos nuestro propio destino”, aseguró el técnico en referencia a su partido de hoy ante Trinidad y Tobago en el Home Depot Center de Carson.

Un empate le basta al cuadro catracho para asegurar el segundo puesto del Grupo B y con esto tener la oportunidad de jugar una de las semifinales el sábado en Kansas City.

“El equipo obligado a ganar, a atacar es Trinidad”, comentó Suárez para hacer ver que su selección saldrá al encuentro de hoy con precauciones en la defensa y con la idea de jugar al contragolpe.

“Trinidad tendrá que salir por obligación a meter goles, eso hará que dejen espacios abiertos y e nosotros debemos explotar esa situación”, explicó el estratega del conjunto catracho.

Suárez dijo que no le importa clasificar a las semifinales como segundo lugar del grupo.

“¿Qué más da?, primero, segundo, el caso es estar en las semifinales para ganar el pase a las Olimpiadas, que a final de cuentas, es nuestra meta”, comentó.

Suárez prepara el regreso a la alineación titular de Andy Najar, delantero que no jugó ante México y que para muchos es la mejor arma ofensiva con la que cuenta el cuadro hondureño.

“Contra México quise ver a otros jugadores en el puesto de Andy porque en el primer juego contra Panamá no me satisfizo del todo su rendimiento. “Evidentemente las opciones alternas a Andy no fueron las mejores así que contra Trinidad habrá que hacer reajustas” explicó Suarez.

Trinidad y Tobago llega vivo al encuentro contra Honduras a pesar de la goleada que sufrió de 7-1 contra México y del empata a un gol que sacó el domingo pasado, en tiempo de compensación, contra Panamá.

“Estamos en la posición que queríamos, llegar al último partido del grupo con la posibilidad de calificar a la semifinal”, dijo el entrenador de Trinidad y Tobago Angus Eve.

El técnico comentó que el gol de último momento ante Panamá elevó al máximo la moral de sus jugadores.

“Por un año hemos trabajado muy fuerte y ahora se nos presenta la oportunidad de seguir adelante en nuestro sueño”, apuntó.