Alistan la agenda de la paz en México

Movimiento de víctimas preparará una "agenda para la paz" que impulsará ante los cuatro candidatos que buscarán la Presidencia del país.
Alistan la agenda de la paz en México
Sicilia abraza a familiares de las víctimas.
Foto: EFE

MÉXICO D.F. (EFE).- El Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD) anunció ayer que prepara una “agenda para la paz” en México que impulsará ante los cuatro candidatos que buscarán la Presidencia del país en los comicios del próximo 1 de julio.

El anuncio lo hicieron portavoces de esta plataforma ciudadana, al conmemorar ayer el primer aniversario del hallazgo de siete jóvenes asesinados en Temixco, en el centro de México, que derivó en la constitución del MPJD para dar voz a las víctimas de la violencia en México.

“Vamos a hacer una agenda para la paz. La idea es sentar a los candidatos a la Presidencia de la República” y “pedirles que se comprometan con ella”, dijo el portavoz del MPJD, Ignacio Huape. A fines de abril está previsto que haya un encuentro nacional con otras ONG.

En cuanto a los actos, el poeta Javier Sicilia, líder del MPJD, se mostró “muy molesto” por el hecho de que la jornada conmemorativa coincidiera con un evento del presidente Felipe Calderón en Ciudad de México, en el que explicó los logros alcanzados durante su mandato.

“¡¡Seguimos hasta la madre!!”, agregó el escritor, quien también criticó que los tres principales partidos políticos mexicanos hayan presentado en sus listas a personas con casos de corrupción en su contra.

Sicilia se convirtió en una referencia en México hace casi un año, cuando su hijo Juan Francisco, “Juanelo”, fue hallado sin vida junto a otras seis personas en Temixco, un suceso que a la postre dio lugar a la conformación del movimiento por la paz.

El MPJD celebró esta mañana una concentración ante el monumento de la Paloma de la Paz de Cuernavaca, una fuente que fue teñida de rojo con anilina, una sustancia vegetal, en recuerdo a las víctimas, explicó Huape.

Después, la monumental paloma fue adornada con lazos negros para recordar a las más de 50,000 víctimas de la violencia registrada durante el mandato del presidente Calderón.

Las cerca de 200 personas congregadas, entre ellas unos 40 parientes de víctimas de otras partes del país, se trasladaron a Temixco, donde fueron hallados los cadáveres de los siete jóvenes asesinados por el crimen organizado hace un año.

Allí fue colocada una pancarta que rezaba “por los 50,000 muertos, por los miles de desaparecidos y desplazados, que es la herencia de Felipe Calderón”, por el MPJD.

El resto del programa para este día incluye una ceremonia indígena en la plaza central de Cuernavaca, una oración ecuménica por la paz, así como testimonios de las víctimas.