Sospechoso bajo custodia de ICE

No hay cargos todavía contra Carrillo por la muerte de joven afroamericano en Pasadena
Sospechoso bajo custodia de ICE
Agentes de Pasadena dispararon y mataron a Kendrec McDade.
Foto: AP

Un hombre mexicano que mintió a la policía en una llamada de 911 y fue arrestado bajo sospecha de homicidio involuntario por la muerte de un estudiante de 19 años en Pasadena, está siendo detenido como inmigrante indocumentado, anunciaron oficiales ayer.

Tras la encarcelación de Oscar Carrillo, de 26 años, en la cárcel municipal de Pasadena el miércoles pasado, el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) presentó su intención de asumir la custodia del sospechoso, según Virginia Kice, portavoz para la región oeste de la agencia.

“Una revisión de la base de datos de ICE reveló que Carrillo previamente había sido removido de EEUU a México en abril del 2006”, dijo Kice en un comunicado.

Carrillo, quien vivía en Pasadena, supuestamente llamó al 911 el 24 de marzo por la noche para reportar que dos hombres afroamericanos le apuntaron con un arma de fuego en el rostro y se robaron su mochila.

Dos agentes del Departamento de Policía de Pasadena respondieron a la intersección del bulevar Orange Grove y la avenida Fair Oaks y a unas cuadras de ahí dispararon varias veces a uno de los sospechosos, Kendrec McDade, de 19 años, al ver que este puso sus manos en la cintura. McDade fue herido mortalmente.

Los agentes Jeffery Newlen y Mathew Griffin, ambos blancos, fueron puestos en baja administrativa con paga. Existe una larga historia de tensión entre la policía y la población afroamericana de Pasadena.

Carrillo después admitió que mintió cuando dijo que los hombres estaban armados para que los agentes respondieran con más rapidez. Fue arrestado el 28 de marzo bajo la sospecha de homicidio involuntario, porque su mentira engañó y aparentemente causó que los agentes dispararan a McDade.

Según Phlunte Riddle, portavoz de la policía de Pasadena, la fiscalía normalmente tiene 48 horas para presentar cargos o liberar a un sospechoso mientras se espera más información, a menos que tenga otro cargo pendiente. “En el caso particular de Carrillo, es una suspensión de inmigración, y se quedará en la cárcel hasta nuevo aviso”, indicó.

Ayer por la tarde, la Fiscalía del Condado de Los Ángeles señaló que la revisión del caso de Carrillo fue detenida porque requiere más investigación policíaca. La fiscalía se ha rehusado a presentar cargos.

Christian De Olivas, un abogado de la organización Cooperativa Hispana (que no está involucrado en el caso), explicó que si un indocumentado es hallado culpable de homicidio involuntario y sirve una condena en una cárcel estatal por más de un año -el periodo típico en dichas situaciones es de cuatro años- se le considera criminal con agravante (aggravated felon) en el contexto de inmigración.

“Para criminales con agravantes no hay alivio”, explicó. “Jamás se le permitirá regresar a los EEUU, a menos que pueda demostrar que sería torturado en México”.

McDade, un estudiante en Citrus College, iba a cumplir 20 años el 5 de mayo.

Su tío, Kevin McDade, de 38 años, dijo que a la familia todavía les falta reunir unos miles de dólares para los gastos del funeral, que tendrá lugar en la Metropolitan Baptist Church de Altadena el sábado. Las donaciones se pueden hacer en cualquier banco Chase bajo el nombre de Kendrec McDade o su madre, Anya Slaughter, con el número de cuenta 452408953.

En una entrevista con La Opinión, Kevin McDade dijo que el abogado que representa a la familia les ha pedido no hacer comentarios sobre el caso, pero dijo que su sobrino “era una gran persona, divertido y cariñoso con todo el mundo”.

“La imagen que le están poniendo es una identidad falsa”, agregó. “Lo hacen parecer como una persona mala, pero era un muchacho bueno”.