La salud empieza en la escuela

Se debe enfrentar el problema de la disciplina escolar utilizando otros medios que no sean la suspensión o expulsión de los estudiantes.
La salud empieza en la escuela

Según los datos publicados por el Departamento de Educación de los Estados Unidos a principios de marzo de este año, en el año escolar 2009-10, el índice de suspensión y expulsión escolar en California alcanzó el 7%, una cifra superior al porcentaje a nivel nacional.

Aunque la suspensión o expulsión de la escuela se ha convertido en una medida para manejar la disciplina, también ha sido una fuente de controversia debido a la disparidad en la aplicación de la misma ya que el índice varía entre los grupos étnicos, especialmente entre los latinos y afroamericanos, dependiendo también del distrito escolar al que asisten. Este índice ha llegado a alcanzar cifras de dos dígitos.

Esto ha ocasionado que varios legisladores del estado hayan comenzado a introducir proyectos de ley en la Legislatura para tratar de modificar la política disciplinaria en los distritos escolares de California, basado en parte a la información publicada a principios del mes pasado. La mayoría de estos proyectos de ley coinciden en un punto importante: la necesidad de enfrentar el problema de la disciplina escolar utilizando otros medios que no sean la suspensión o expulsión de los estudiantes.

Un estudio llevado a cabo por la Asociación Estadounidense de Psicología (APA) señala que la suspensión o expulsión de estudiantes de las escuelas no contribuye con el mejoramiento de su conducta sino que se ha conver$en un factor que influye en el rendimiento académico del estudiante así como en la deserción escolar. Es por ello que el APA sugiere el enfoque de Justicia Restaurativa, la cual es un proceso cooperativo en el que se le da la oportunidad al estudiante de enfrentar sus errores, aprender de ellos y reconocer su responsabilidad, al mismo tiempo que se le permite permanecer en la escuela.

Algunas organizaciones, tales como Estudiantes Unidos para Crear un Clima de Compromiso, Apoyo y Seguridad (SUCCESS), han decidido también tomar medidas para enfrentar el problema. SUCCESS es una organización en Fresno cuya meta es “ayudar a los estudiantes a permanecer en las escuelas mediante la creación de ambientes escolares saludables que apoyen el desarrollo positivo de los jóvenes”. La identificación del problema y la búsqueda de soluciones son los elementos básicos para lograr este objetivo.