Persecución a todo vapor

Los 'Citizens' tratan de acortar la distancia entre el Man-United

LONDRES, Inglaterra (EFE).- El Manchester City mantiene la esperanza de recortar hoy los cinco puntos que le separan del líder de la liga inglesa, el Manchester United, enfrentando al Norwich.

Los Citizens han ocupado el primer puesto en la clasificación de la Premier League durante gran parte de la temporada, pero perdieron ese puesto tras una serie de resultados irregulares.

Ahora el cuadro que dirige Roberto Mancini afronta dos jornadas que se antojan cruciales antes del clásico de Manchester del próximo 30 de abril.

La derrota del Manchester United a manos del Wigan (1-0) el pasado miércoles, unida a la victoria del City ante el West Brom (4-0), hizo que la diferencia entre ambos equipos se redujera a cinco puntos a falta de cinco jornadas para la conclusión de la Premier.

Una diferencia que para Mancini es demasiado grande porque “cinco puntos son muchos puntos”.

Sin embargo, para Alex Ferguson, el veterano técnico de los Diablos Rojos, la liga inglesa aún no está decidida pues “aún quedan cinco partidos que se antojan fascinantes con todos los giros y vueltas que da la Premier League”.

El Manchester United podrá volver a contar con el centrocampista Paul Scholes, de 37 años, para el encuentro de mañana frente al Aston Villa que necesita una victoria para alejarse de la parte baja de la tabla.

Por su parte, el Manchester City del español David Silva y del argentino Sergio “Kun” Agüero, podría reducir a dos puntos la diferencia en lo alto de la clasificación con el United, si supera en su duelo de hoy al Norwich.

Roberto Mancini no podrá contar con el delantero italiano Mario Balotelli, que cumple su segundo partido de sanción tras su expulsión en el encuentro ante el Arsenal.

Mancini, advirtió que Balotelli debe cambiar su actitud para permanecer en el equipo y asegurar que no se desperdicie su talento.

Mancini afirmó el domingo que el jugador italiano sería vendido, después que fue expulsado en el juego contra el Arsenal, pero ahora ha dado a su compatriota una oportunidad de regresar al conjunto.

“Si él quiere permanecer en el equipo debería cambiar su actitud. Hablé con Mario muchas veces sobre esto”, declaró Mancini. “No creo que pueda quedarse aquí 10 años conmigo. Eso es imposible”.