Tristeza entre los boricuas por la muerte de “Yuyo”

El mono, que fue prófugo y años más tarde mató a la madre de sus hijos, se había convertido en los últimos años en uno de los animales más adorados en la isla
Tristeza entre los boricuas por la muerte de “Yuyo”
"Yuyo" tenía una historia super complicada e interesante.
Foto: Archivo

San Juan, 18 de Abril – El famoso chimpancé “Yuyo” de 47 años, considerados el doble en un humano, murió esta mañana de un infarto en el zoológico del Parque de las Ciencias de Bayamón, en el norte de Puerto Rico.

El zoológico informó de la muerte del animal, una de las principales atracciones del centro y de todo Puerto Rico por su longevidad y que logró fama al escaparse del desaparecido zoológico El Monoloro de Carolina en la década de los 80. En ese lugar lo albergaba el queridísimo productor y artista puertorriqueño, el fallecido don Tommy Muñiz.

El animal era una de las principales atracciones del centro por los espectáculos que ofreció en sus años de juventud, tales como montar en bicicleta y otras acrobacias.

Los medios puertorriqueños recuerdan que cuando el chimpancé se escapó en los ochenta, los vecinos de la localidad de Carolina cerraban puertas y ventanas al caer la noche por el temor a “Yuyo”, que posteriormente fue capturado.

La prensa local señala que la dirección del zoológico congelará el cadáver del animal hasta que se tome una decisión sobre qué hacer con los restos de “Yuyo”, que llevaba 27 años en el Parque de las Ciencias de Bayamón, donde hace poco menos de 10 años llegó a convivir con uno de sus hijos, llamado “Toby”.

Justos, hacían reír a los visitantes del Parque de las Ciencias con sus gestos e incluso, aunque estaba prohibido, algunas personas les daban gomas de mascar, que estos dos chimpancés masticaban, al parecer, con gusto.

“Toby” amaneció muerto hace unos años y de acuerdo a empleados del Parque un infarto fue la causa de su fallecimiento.

Una de las anécdotas más curiosas de la vida de “Yuyo” es que dejó preñada a una mona ubicada en una jaula contigua a la suya, a pesar de los barrotes que separaban a los dos animales. Sin embargo, se cuenta también que en un ataque de furia asesinó a la madre de sus hijos y llegó a atentar contra “los menores”.

A “Yuyo” le sobrevive la mona “Tamy”, que actualmente se encuentra en el zoológico de San Louis, en Missouri.