Monterrey no confía en ventaja

Sigue a La Opinión en Facebook
Monterrey no confía en ventaja
El delantero chileno Humberto Suazo (centro) celebra uno de los goles de Monterrey en el triunfo por 2-0 sobre Santos en la final de Concachampions.
Foto: Miguel Sierra / efe

México/EFE – El entrenador de los Rayados de Monterrey, Víctor Vucetich, aseguró ayer que tener ventaja de dos goles ante el Santos Laguna en la final de la Liga de Campeones de la Concacaf no le da tranquilidad porque aún necesita jugar bien noventa minutos para ganar el título.

“No da tranquilidad (la ventaja), faltan noventa minutos y tenemos que seguir igual”, dijo Vucetich en una conferencia de prensa al concluir el entrenamiento de los Rayados, hoy en Monterrey, norte de México.

Con par de goles del chileno Humberto Suazo, el Monterrey venció por 2-0 al Santos Laguna en el partido de ida de la final de la Concacaf, cuyo vencedor participará a finales de año en el Mundial de Clubes de Japón.

Vucetich, quien ha ganado las once finales que ha dirigido, insistió que con la victoria dieron un paso, pero necesitan mantener la concentración ante un rival muy peligroso.

Al referirse a la dificultad de jugar a la vez el torneo regional y el de liga, el estratega explicó que llevan tiempo así y los jugadores se han adaptado a llevar dos competencias a la vez por lo que no renuncian a la idea de ganar ambas.

“Nuestra prioridad son los dos torneos y no les vamos a restar importancia”, señaló.

Sin embargo, Vucetich aceptó que se traza los objetivos uno a uno y ahora está concentrado en vencer a los Tuzos de Pachuca el sábado en la penúltima jornada del torneo Clausura.

“Ahora pensamos en Pachuca, un rival peligroso que sabe jugar con las desdobladas”, aseguró al referirse a la capacidad de los Tuzos de jugar al contragolpe, lo cual quizás hagan el sábado para tratar de sorprender a los Rayados en su propio estadio.

Aunque jugará la vuelta de la final de la Concacaf sin Suazo, suspendido por acumulación de tarjetas, el Monterrey tiene todo a favor para imponerse en la final.

Mientras, en el Clausura el equipo va cuarto en la clasificación y tiene asegurado un lugar en la liguilla.