Siria contra manifestantes

Se abren paso con gas lacrimógeno y luego dispersan

BEIRUT, Líbano.- Las tropas sirias dispararon y lanzaron gases lacrimógenos sobre miles de manifestantes que salían de las mezquitas tras las oraciones ayer, dijeron los activistas. Los medios estatales informaron por su parte que bombas y disparos mataron a 17 soldados en momentos en que los últimos esfuerzos diplomáticos no lograron poner fin a más de 13 meses de derramamiento de sangre en el país.

Activistas de la oposición informaron que al menos 11 civiles sirios murieron en bombardeos del régimen y otros ataques el viernes, el día más importante de la semana para los manifestantes que intentan derrocar al presidente Bashar el Assad.

Naciones Unidas espera contar con 30 observadores en Siria la próxima semana para supervisar el frágil cese al fuego entre las tropas del régimen y la oposición, y se están haciendo planes para apostar hasta 300 en total.

Un equipo de avanzada de siete observadores, cuya presencia provocó marchas de protesta contra Assad que llevaron a disparos de las fuerzas de seguridad en al menos dos áreas a principios de esta semana, no se atrevió a salir ayer.

La ONU también intenta incrementar su respuesta humanitaria y enviar más alimentos, medicinas y ayuda humanitaria a Siria, dijo John Ging, jefe de la respuesta de emergencia en la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitario de Naciones Unidas.

“Toda la infraestructura del país está bajo presión”, dijo Ging. Añadió que el régimen sirio ha reconocido finalmente que existe una “seria necesidad humanitaria” y que espera que esto facilite la misión de ayuda.

Ging dijo que la idea es ayudar a un millón de personas a lo largo de seis meses con alimentos, asistencia médica y suministros de emergencia.