Canciller Francés: ONU debería intervenir militarmente en Siria

En caso de que el acuerdo alcanzado por Kofi Annan fracase, la organización debe recurrir al capítulo 7 de la Carta de las Naciones Unidas: Alain Juppé.
Canciller Francés: ONU debería intervenir militarmente en Siria
El funcionario francés urge a desplegar 300 observadores de la ONU en 15 días y no en 3 meses.
Foto: AP

París, 25 abril.- El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas debería considerar el uso de la fuerza en Siria si el plan de paz de Kofi Annan fracasa en detener la violencia, pese a la presencia de los observadores, afirmó hoy el canciller francés, Alain Juppé.

Precisó que Francia ha estado discutiendo con otras potencias mundiales la posibilidad de recurrir el capítulo 7 de la Carta de las Naciones Unidas, que permite la acción militar, si fracasa el plan de paz.

“Si esto no funciona no podemos permitir al régimen del presidente Bashar al-Assad desafiarnos, debemos avanzar a un nuevo nivel con una resolución del capítulo 7 de las Naciones Unidas y dar un nuevo paso para detener esta tragedia”, subrayó.

Consideró que el plan del enviado especial de las Naciones Unidas y la Liga Árabe está en riesgo, por lo que llamó a agilizar el despliegue de los 300 observadores en 15 días y no en tres meses, según el diario francés Le Figaro.

“Las cosas no van bien, el plan Annan está muy comprometido pero esta mediación aún tiene una posibilidad, con la condición de que se despliegue rápidamente a los 300 observadores en 15 días y no en tres meses”, dijo Juppé.

El jefe de la diplomacia francesa recordó que el próximo 5 de mayo, fecha en que Annan entregará su siguiente informe, será “el momento de verdad”.

“El régimen sirio no respeta los compromisos adoptados. La represión continúa, los observadores no pueden trabajar sobre el terreno y la prensa no puede verificar lo que ocurre en el país, esto no puede durar indefinidamente”, indicó Juppé.

Agregó que se comunicará en las próximas horas con Annan para pedirle un despliegue rápido de los observadores que verifican el cumplimiento del frágil cese al fuego, que entró en vigor el pasado 12 de abril, como parte de uno de los puntos del plan de paz.

El plan de Annan establece entre otros puntos el fin de la violencia, el acceso de la prensa a las zonas afectadas por los combates, un diálogo político entre el régimen y la oposición, el derecho a manifestarse y la liberación de detenidos.

Horas antes, la oposición siria acusó a las Naciones Unidas por su lentitud para desplegar la misión de observadores, tras advertir que cuando haya pasado un mes se sumarán entre mil y dos mil muertos a las más de 11 mil víctimas mortales de los últimos 13 meses.

Según Walid Fares, un activista residente en la ciudad de Homs, las Naciones Unidas están “jugando con las vidas de los sirios” por su lentitud para desplegar la misión. “Con esto solo están dando más tiempo al régimen para seguir matándonos”, denunció.

Tan sólo este miércoles, al menos 24 personas murieron, incluidos dos niños, a manos de las fuerzas leales al régimen sirio en diferentes puntos del país, a pesar de la presencia del primer grupo de 15 observadores.

Entre las víctimas figuran dos que perdieron la vida por disparos de francotiradores durante la visita de los observadores a la localidad de Duma, cerca de Damasco.

Asimismo, la agencia siria de noticias SANA reportó que un artefacto estalló en el barrio de Al Murya, en la ciudad Alepo, causando heridas graves a tres ciudadanos y daños materiales a edificios cercanos.

Además, un coche bomba explotó en un puesto de control de las fuerzas del orden en la provincia de Idleb, dejando un saldo de dos agentes de seguridad.

?>