El movimiento por la paz recibe apoyo

Líderes dicen que la violencia en México afecta también a migrantes
El movimiento por la paz recibe apoyo
El poeta mexicano Javier Sicilia, realizó una conferencia de prensa para anunciar la Caravana internacional por la paz.
Foto: Aurelia Ventura?La Opinión

“Su lucha no es ajena a nosotros”, le dijo Teresa Finke al poeta Javier Sicilia cuando ayer se realizaba una conferencia de prensa en la Placita Olvera.

La señora Finke le explicó al líder del Movimiento por la Paz que en la comunidad de Wilmington, donde radica, en el sur del condado de Los Ángeles, han llegado muchos mexicanos desplazados por la violencia que vive ese país.

“Hay gente que ha llegado con pánico a refugiarse porque han sido amenazados o porque familiares han sido secuestrados”, comentó.

Julia Alonso, quien en 2008 perdió a su hijo de 27 años cuando viajó de Guerrero a Nuevo León, y aún no sabe de su paradero; se sumó al Movimiento por la Paz, pero hace dos meses tuvo que mudarse a Los Ángeles tras las amenazas recibidas por su activismo.

“No sabemos dónde empiezan y terminan los nexos entre el crimen organizado y el gobierno”, comentó. “Queremos levantar la voz, porque soy el rostro de miles de personas que también son víctimas y no pueden alzar su voz por temor, porque no saben dónde esconderse, ni pueden salir de México”.

Gloria Saucedo, directora de Hermandad Mexicana Transnacional, quien acompañaba a Sicilia, recalcó que los mexicanos y centroamericanos a pesar de que viven en Estados Unidos también son víctimas de esa violencia.

“Sabemos de madres, padres, hermanos, hijos, aquí en Los Ángeles, que están sufriendo por los secuestros en México”, señaló.

Javier Sicilia reiteró que la lucha que encabeza es también por los centroamericanos.

“So pretexto de esa guerra, los migrantes están desapareciendo”, alertó Sicilia, el poeta que dejó la pluma para convertirse en activista por la paz en México.

Reconocido por la revista Time como uno de los personajes del año 2011 por su grito de protestas, Sicilia está de visita en Los Ángeles para realizar una serie de eventos, iniciando ayer con un encuentro con periodistas locales.

En la Placita Olvera, a la que llamó lugar memorable en la defensa de los derechos humanos de los inmigrantes, Sicilia anunció que del 12 de agosto al 2 de septiembre se llevará a cabo una caravana para recorrer varias ciudades de Estados Unidos.

“Esta iniciativa busca dialogar con la sociedad mexicana, norteamericana y su gobierno sobre los temas de un alto al tráfico de armas, el debate sobre la criminalización de las drogas, mejores herramientas para el combate de lavado de dinero y la cooperación para los derechos humanos”, mencionó.

La caravana empezará en la frontera de Tijuana-San Diego con rumbo a Los Ángeles y de aquí partira a los estados de Arizona, Texas y subir a las ciudades de Atlanta, Chicago, Nueva York y Washington.

“Aún estamos afinando la ruta, pero la idea es que podamos hacer de este movimiento un gran grito que retumbe en los oídos de los hipócritas”, dijo el hombre del sombrero a la Indiana Jones.

Así como se han destinado $2,000 millones de dólares a la Iniciativa Mérida, consideró, deberían destinarse recursos para la reconstrucción del tejido social.

Desde que Felipe Calderón asumió el poder en diciembre de 2006, la estrategia para combatir a los narcotraficantes ha dejado más de 50 mil muertes, 20 mil desaparecidos y 160 mil desplazados, según un reciente estudio de Naciones Unidas.

“Yo diría que son más de 250 mil desplazados”, recalcó Sicilia. “Una tragedia causada por una política de seguridad equivocada. Además de que menos del 2% de los crímenes se investigan. Es decir, en México hay un 98% de impunidad”.

Calificó de “estúpida” la política contra la droga, ya que está tomando el problema como un asunto de seguridad pública y no como un problema de salud pública.

Cuestionado sobre su postura del voto nulo, Sicilia aclaró que se manifestará con el voto blanco, es decir, en contra de todos los candidatos.

“Yo no vengo aquí a promover el voto nulo”, recalcó, “pero si la gente todavía cree en las urnas, pues que voten y le den el voto a la izquierda”.

?>