Hija de Castro elogia el anuncio de Obama

La psicóloga ve 'excelente' el apoyo a las uniones de homosexuales

Hija de Castro elogia el anuncio de Obama
Mariela Castro, psicóloga e hija del presidente de Cuba, Raúl Castro, felicitó la decisión de Obma.
Foto: EFE

LA HABANA, Cuba (EFE).- La directora del Centro Nacional de Educación Sexual de Cuba (Cenesex), Mariela Castro, calificó ayer de “excelente” el apoyo expresado por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, al casamiento entre homosexuales y lo felicitó por su mensaje “humano”.

“Felicito al presidente Obama por un mensaje humano, de comprensión, donde él reconoce incluso que él también ha ido cambiando su opinión en favor del matrimonio, la unión libre de las parejas del mismo sexo”, afirmó a periodistas Mariela Castro, que es psicóloga e hija del presidente cubano, Raúl Castro.

El miércoles Obama expresó públicamente por primera vez su apoyo a que los homosexuales puedan casarse y se convirtió en el primer presidente estadounidense en respaldar abiertamente ese tipo de uniones.

Mariela Castro, quien ha liderado en los últimos años una insistente campaña en Cuba para sensibilizar en la isla sobre el respeto a la diversidad sexual, resaltó el valor de las opiniones de Obama por ser presidente de un país “con una gran influencia en el mundo entero”.

“Ojalá sus palabras sean tomadas con seriedad en las decisiones políticas y legislativas que se tomen en los diferentes estados y en el mundo entero, pero por lo que puedo apreciar, no es suficiente que él diga esto, ni que otros políticos norteamericanos lo digan”, indicó Castro.

En su opinión, se trata de cambios “muy complejos” y “no basta con la palabra de un presidente”.

“Yo lo he podido ver en muchos otros contextos, incluso el cubano”, apuntó.

Sobre una posible influencia de esas declaraciones en Cuba, Castro subrayó que “lo que diga Obama o cualquier otro presidente no influirá mucho a menos que se socialice en los medios de comunicación todo lo que se dice sobre estas temáticas en el mundo”.

En ese sentido, consideró que si los medios cubanos promovieran ese debate internacional e interno sí podría ser “favorable” para que los “legisladores y decisores” de la isla lo tomaran en cuenta.

Las declaraciones de Castro tienen lugar en el marco de la V Jornada Cubana contra la Homofobia que comenzó esta semana en la isla y que el Cenesex promueve desde 2007 con motivo de la celebración del Día Mundial contra la Homofobia cada 17 de mayo.

El trabajo de esa institución logró impulsar las operaciones de cambio de sexo, aprobadas por resolución ministerial en 2008, y ha luchado por presentar al Parlamento un proyecto de ley que modificaría el Código de Familia, con aspectos como la unión legal entre parejas homosexuales.

Tras años de espera el anteproyecto aún no ha podido ser llevado ante la Asamblea Nacional, donde según Castro estaba previsto discutir el tema antes de que finalice la actual legislatura, en 2013.

En uno de los actos de la Jornada celebrados hoy en La Habana, Castro dijo que espera que la discusión en el Parlamento ocurra este año y “finalmente se apruebe”, aunque se lamentó del estado final del anteproyecto.

“Tengo la tristeza de que la propuesta que finalmente hemos tenido que hacer no es todo lo que hubiéramos querido”, dijo.

“Me pongo a mirar por ejemplo las legislaciones argentinas, tan avanzadas en estas temáticas, y me da dolor que la Cuba en revolución no sea capaz de ser más revolucionaria como lo deseamos”, sostuvo.