Toma en serio una bancarrota

Aunque no es la tragedia que muchos suponen, la bancarrota financiera debe tomarse muy en serio. Si te encuentras en esa situación, déjame decirte algo que te asombrará: ¡te felicito! Sí, te felicito, porque has aprendido lecciones difíciles de tus errores financieros y de ahora en adelante vas a evitar cometerlos de nuevo. Estos es lo que debes hacer para lograrlo:

Trata de no crearte deudas adicionales y paga a tiempo tu hipoteca o renta, y los gastos, como los de electricidad y teléfono, para que no empeore tu situación ante el buró del crédito.

Si acaso lograste salvar una tarjeta de crédito, úsala para gastos pequeños y paga enseguida la deuda.

Cuando hayan pasado de seis meses a un año, solicita una tarjeta de crédito asegurada que tenga un límite igual a la cantidad de dinero que tienes que depositar en una cuenta especial.

Busca buenas tasas de interés y asegúrate de que el banco informe al buró de crédito que estás manejando esa cuenta con eficiencia.

Al cabo de uno o dos años, si tu cuenta de banco está en orden y has pagado tus facturas a tiempo, es casi seguro que te llegarán mejores ofertas de tarjetas aseguradas, pero no caigas otra vez en la trampa del crédito. Al principio tus tasas de interés serán altas, pero si te esfuerzas por liquidar la deuda a fin de mes las evitarás.

Mientras más consecuente seas con ese tipo de comportamiento, más instituciones estarán dispuestas a ayudarte con tus finanzas otra vez. Asegúrate de no tropezar de nuevo con la misma piedra.

Debes saber que hay dos tipos de bancarrota:

Capítulo 7. Es una liquidación de tus deudas, o sea que a quien pongas en ese papel que le debes dinero te van a hacer “borrón y cuenta nueva” y no tienes que pagarle, pero las leyes cambiaron y ahora no es tan fácil hacerlo….

Capítulo 13. Es lo que se llama comúnmente la bancarrota del jornalero porque es una bancarrota para el trabajador, para una persona que no esta dándose por vencido y entonces bajo la reorganización del plan 13 la corte va a ver cual es tu ingreso, cuales son tus deudas y te va a ayudar a hacer un plan de pago para aquellas cuentas que de verás puedas pagar.