En vigor el TLC de EEUU con Colombia

Entra en vigor acuerdo de libre comercio entre Estados Unidos y Colombia
En vigor el TLC de EEUU con Colombia
Actividad portuaria en la Sociedad Portuaria de Cartagena de Indias, norte de Colombia.
Foto: EFE

WASHINGTON, D.C.- El tratado de libre comercio entre Estados Unidos y Colombia se implementará hoy, tras seis años de paciencia. Líderes de ambos países esperan que el comercio bilateral dé un impulso a las economías nacionales, mientras las dudas sobre las protecciones a trabajadores, persisten.

Con una ceremonia de inauguración, Estados Unidos dará el “vamos, al nuevo pacto”. El representante comercial Ron Kirk, destacará cómo la medida fortalecerá la mantención de empleos a nivel nacional y expandirá las oportunidades, para los exportadores estadounidenses.

“Este acuerdo es una ganancia en ambos países”, dijo el presidente Barack Obama el mes pasado, cuando anunció la entrada en vigencia del tratado. “Es un beneficio para Estados Unidos, ya que incrementa nuestras exportaciones por más de 1,000 millones de dólares”, destacó.

Dentro de los productos colombianos que tendrán acceso al mercado estadounidense sin arancel, figuran: textiles, café, frutas, flores, etanol, porcelana, cosméticos, químicos, entre otros. Exportaciones como lácteos, carnes y tabaco se desgravarán gradualmente, en los próximos años.

En tanto, entre los productos americanos que tendrán acceso al mercado colombiano, están incluidos: equipos y materiales para construcción, aeronaves, tractores, equipos médicos, cereales, entre otros. Elementos como arroz, pollo, lácteos y maíz, por nombrar algunos, se desgravarán en diferentes períodos.

“El tratado impone una despolitización estructural”, dijo la semana pasada el embajador Gabriel Silva, en una reunión con periodistas en Washington.

“Elimina la posibilidad de que terceros bloqueen el comercio bilateral. Así ganamos grados de libertad”, agregó.

Expertos como el director asociado del Centro Pino Global Entrepreneurship en la escuela de negocios de la Universidad Internacional de Florida, Jerry Haar, aseguraron que no es posible determinar ganadores o perdedores en este acuerdo.

“En el fondo, se trata de mejorar el ambiente de negocios y beneficiar a los consumidores, a través de la liberalización del comercio y las finanzas”, comentó.

El académico destacó que estados como Florida, estarán entre los principales beneficiados, ya que es el segundo socio comercial de Colombia y más del 50% de sus exportaciones, estarán libres de aranceles.

Asimismo, resaltó la importancia de las provisiones que afectan las áreas de servicios, inversiones y protección de la propiedad intelectual, donde las compañías estadounidenses tienen sus ventajas.

Colombia empujó fuerte por concretar el acuerdo, encontrando una férrea oposición en organizaciones de derechos civiles, sindicatos y grupos económicos que se oponían a la medida. Uno de los argumentos que más se destacó, fueron las serias acusaciones de impunidad en el país, frente a los asesinatos de líderes sindicalistas.

A pesar de la implementación del Plan de Acción Laboral, entidades como AFL-CIO han calificado las mejoras como cosméticas.

“Con la implemetación del acuerdo habrá menos probabilidades de influenciar cambios significativos en Colombia. Continuaremos monitoreando la implementación del plan de acción”, explicó Cathy Feingold, directora internacional de AFL-CIO. “Si miras lo que ha ocurrido con la materialización de otros acuerdos, como Guatemala y México, no podemos decir que la situación de seguridad ha mejorado”, agregó.

Actualmente, Estados Unidos tiene tratados de libre comercio con 17 países, incluyendo Chile, Costa Rica, República Dominicana, Honduras, México, Nicaragua y Perú.