Activistas contra Boeing

Sin permiso, manifestantes de 'Occupy Chicago' partieron del Parque Union hacia las oficinas de la aeronáutica en el marco de las protestas anti OTAN.

Chicago (Notimex).- En el último día de manifestaciones anti OTAN, cientos de activistas realizaron una marcha sin permiso hacia la empresa Boeing y preveían despedirse de la cumbre de la alianza militar con más acciones en esta ciudad.

El evento organizado por el movimiento “Occupy Chicago” inició la mañana de hoy en el Parque Union, cercano al consulado mexicano y sede de las marchas inmigrantes.

De ahí los manifestantes se dirigieron sin problema a las céntricas oficinas de la aeronáutica en la Plaza Riverside, mientras la policía se posicionaba para evitar que trataran de llegar a la zona donde se realiza la cumbre de la OTAN.

Durante el mitin, cientos de activistas gritaron consignas contra la compañía aeroespacial, la cual -aseguran- evita el pago de miles de millones de dólares de impuestos debido a que produce los aviones militares de Estados Unidos.

Sin embargo, la empresa no laboró en su sede este día, ya que permitió que sus empleados trabajaran desde su casa.

La acción contra Boeing era la última de la agenda “Semana sin capitalismo”, pero no la definitiva para los manifestantes anti OTAN, quienes preveían apoyar a los inmigrantes en su protesta contra la construcción de la cárcel para indocumentados en Crete, Illinois, al sur de Chicago, además de otras concentraciones en el centro de la ciudad hasta que llegara la noche.

Después de la acción contra Boeing, los activistas se distribuyeron por el centro gritando consignas y más tarde se dirigieron al edificio sede de la campaña del presidente Obama donde cantaron y bailaron.

En ese lugar se convocó a una conferencia de prensa para denunciar la violencia policial contra los manifestantes de la OTAN durante el domingo, después de la marcha masiva realizada, la cual según sus cálculos concentró a 15 mil personas.

Ahí Brian Bean, de “Occupy Chicago”, dijo que la marcha se vio empañada por una posterior “brutal manifestación de la violencia policial. Este ataque fue la culminación de una presencia militar y policial sin precedentes, con un costo para los contribuyentes y la Primera Enmienda”.

Mientras los manifestantes siguen siendo foco de atención de múltiples policías, cientos de oficiales de diversas corporaciones protegen la zona donde se mueven los dignatarios y diplomáticos participantes en la Cumbre-OTAN y despejan el camino para que disfruten su visita en Chicago.

Este lunes, los medios locales se han concentrado en la descripción de las actividades de los participantes en sus ratos libres, como algunos dignatarios que trotaron por la mañana a orillas del Lago Michigan.

Asimismo, la visita del primer ministro británico, David Cameron, al edificio del Ayuntamiento, City Hall, para apreciar su arquitectura y los jardínes de su techo.

En tanto, la población de los suburbios y la ciudad ha visto bloqueada su necesidad o intención de viajar al centro de Chicago, debido a que más de dos docenas de estaciones de tren Metro están cerradas, los accesos por carretera bloqueados y suspendidas las actividades de navegación y cruce de aviones privados por la zona.

Además, las rutas de autobúses han sido desviadas y los andenes del tren urbano permanece vigiladas por un mínimo de cinco policías.