Apelan decisión de Walmart

Departamento de Planificación negó hace dos semanas primera apelación
Apelan  decisión de Walmart
Foto de archivo de trabajadores de Walmart protestando en marzo contra la expansión de la empresa en Chinatown.
Foto: Archivo / La Opinión

Grupos comunitarios en Chinatown que han tratado de prevenir que la empresa Walmart levante una de sus tiendas en el área, presentaron ayer una apelación de 29 páginas frente a la negativa de su petición.

La apelación presentada al Departamento de Planificación viene dos semanas y media después de que el Departamento de Construcción y Seguridad de Los Ángeles (LADBS) denegó la primera apelación declarando que el permiso fue aprobado erróneamente.

El LADBS está encargado de aprobar el permiso después de asegurar que la parte demandante, en este caso Walmart, cumple con los requerimientos de la ciudad. “Sentimos que seguimos adelante apropiadamente con el proceso de darles el permiso”, comentó David Lara, portavoz para LADBS.

La apelación más reciente cita correos electrónicos entre los oficiales que dieron el permiso, según Aiha Nguyen, analista principal de política para la Alianza para una Nueva Economía en Los Ángeles (LAANE), una organización asociada que empezó la pelea contra Walmart reclamando que no tratan bien a los trabajadores ni les pagan un salario digno.

“Pensamos que tenemos buenos argumentos sobre por qué los permisos no se deberían de haber dado y continuaremos con apelaciones si es necesario”, dijo Nguyen.

Steven Restivo, el portavoz de Walmart que sigue adelante con planes de abrir la tienda en 2013, dijo en un comunicado, “Esperamos que esta apelación sea denegada, igual como la anterior”.

“Tomando en cuenta el amplio apoyo de la comunidad cercana, uno tiene que preguntar cuánto más tiempo y dinero los intereses especiales a gastar en intentar bloquear que puestos de trabajo, el desarrollo económico y comestibles asequibles lleguen a una parte de la ciudad que ha sido mal atendida por tanto tiempo”, indicó.

Si se deniega la segunda apelación, la cuestión se va ante el Concejo municipal.

La nueva apelación plantea las mismas alegaciones, entre ellas que el Departamento de Planificación y la Agencia de Reurbanización Comunitaria (CRA) se apuraron en dar el permiso a Walmart antes de que los concejales aprobaran una ordenanza poniendo gran restricciones a tiendas de cadena, y que el CRA no aseguró que se crearan 196 puestos de trabajo.

“Cuando presentamos la primera apelación, estábamos preocupados porque no teníamos toda la información y documentos que habíamos pedido de los departamentos y la ciudad”, relató Lucia Lin, vicepresidenta de de la junta ejecutiva de la Alianza de Labor de Asiático Americanos (APALA), el grupo que presentó ambas apelaciones.

?>