Exclusión de bodas gay es inconstitucional

La revocación se basa en que es la legislación estatal la que debe definir los términos de un matrimonio, no las instancias federales.

Guía de Regalos

Exclusión de bodas gay es inconstitucional
El asunto de las bodas entre individuos del mismo sexo ha causado polémica en EE.UU.
Foto: AP

Washington. – Un tribunal de apelaciones de Boston afirmó ayer que una ley federal que define el matrimonio únicamente como la unión entre un hombre y una mujer viola la Constitución, lo que supone una victoria para la comunidad gay.

El tribunal emitió su dictamen unánime en respuesta a una demanda presentada en contra de la sección 3 de la llamada Ley de Defensa del Matrimonio (DOMA), promulgada durante la presidencia de Bill Clinton en 1996.

En su fallo, los tres jueces del tribunal apoyaron la decisión de 2010 de otro tribunal de menor instancia de que la ley “DOMA” viola la Constitución de Estados Unidos porque interfiere con la potestad de los Gobiernos estatales de definir lo que es un matrimonio.

En el dictamen, los jueces admitieron que es una “responsabilidad desagradable” el tener que revocar una ley federal, teniendo en cuenta que el Congreso de EE.UU. es el “que habla en nombre de toda la nación, y que su juicio y buena fe merecen el mayor respeto”.

“Pero un tribunal de menor instancia como el nuestro debe acatar lo que entiende del antecedente en vigor, a sabiendas de que en asuntos importantes, el Tribunal Supremo hará las debidas correcciones”.

El meollo de la demanda contra “DOMA” es si el Gobierno federal puede privar de toda clase de derechos y beneficios a parejas de un mismo sexo en aquellos estados donde es legal el matrimonio entre homosexuales.

Los jueces explicaron que, para llegar al dictamen unánime, sopesaron varios factores, incluyendo el hecho de que, a su juicio, la ley de 1996 discrimina contra un determinado grupo minoritario en el país. Sin embargo, los jueces rechazaron la premisa de que la ley en cuestión sea un instrumento de “hostilidad” contra los homosexuales.

“Al igual que las mujeres, los pobres y los discapacitados mentales, los gays y las lesbianas han sido durante mucho tiempo sujetos a la discriminación… (pero) los legisladores que respaldaron DOMA lo hicieron por varias razones, en particular para preservar la definición tradicional del matrimonio a través de los siglos en la civilización occidental”, explicó el tribunal.

El año pasado, la Administración de Barack Obama ya había dejado entrever que se oponía a la ley DOMA por considerar que es anticonstitucional y que, en todo caso, la definición del matrimonio es algo que compete a los Gobiernos estatales.

De hecho, desde sus días como candidato presidencial en 2008 y tras asumir el poder, el presidente Barack Obama se ha opuesto a DOMA.

El año pasado, Obama apoyó el “Acta de Respeto al Matrimonio”, una legislación que busca revocar la ley de 1996 y, a principios de este mes, se pronunció a favor de los matrimonios gay.

Preguntado sobre el dictamen de ayer, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, reiteró que el Departamento de Justicia ya dijo el año pasado que la sección 3 de DOMA viola la Constitución.

“No puedo predecir cuáles serán los próximos pasos”, dijo Carney.