David contra Goliat en debut de EEUU

El 'Team USA' inicia su camino a Brasil con visita de Antigua y Barbuda
David contra Goliat en debut de EEUU
Jurgen Klinsmann aún no acaba de consolidar un proyecto ganador con EEUU. En esta eliminatoria tiene todo servido para vencer y convencer.
Foto: AP

NUEVA YORK (EFE).- Una selección de Estados Unidos, con altibajos en su preparación y el desafío de hacer borrón y cuenta nueva, debutará mañana en la tercera fase de las eliminatorias mundialistas de la Concacaf frente a Antigua y Barbuda en el grupo A, que completan Jamaica y Guatemala.

Al mando del alemán Jurgen Klinsmann desde julio pasado, los estadounidenses quieren ratificar que su condición de nuevo gigante de la Concacaf no es casualidad ya que en las dos pasadas eliminatorias, rumbo a Alemania 2006 y Sudáfrica 2010, ocuparon la cima de la clasificación en el hexagonal final.

Pero con Klinsmann, sustituto de Bob Bradley, Estados Unidos no ha podido convencer con su futbol y aunque en el papel se medirán con una frágil Antigua y Barbuda sus hinchas no quieren sorpresas.

En los amistosos la selección de Estados Unidos goleó por 5-1 a Escocia, cayó por 1-4 con Brasil y empató a cero con Canadá, los dos últimos resultados prendieron las alarmas con miras a sus choques contra Antigua y Barbuda, mañana en Tampa, y cuatro días después contra Guatemala, en el estadio Mateo Flores.

“Los partidos eran eso, de fogueo. Ahora empieza nuestro reto y tenemos a veintitrés jugadores que están en la mejor forma”, dijo Klinsmann.

Klinsmann ha tratado de formar un equipo fuerte físicamente, aguerrido con los chispazos individuales de los veteranos y la velocidad y el empuje de los más jóvenes.

Dos de las cartas ofensivas del equipo estadounidense son los delanteros Clint Dempsey, del Fulham inglés, y Landon Donovan del Galaxy, quienes hacen parte de los 23 elegidos para las eliminatorias por el entrenador alemán.

Otro aspecto para destacar en esta selección es la confianza de Klinsmann en jugadores como el defensa Édgar Castillo y los centrocampistas José Torres y Joe Corona, y el atacante Hérculez Gómez, todos de raíces mexicanas.

?>