Jueza de NY falla contra Ley de Defensa de Matrimonio

“La decisión sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo está en manos de los estados" y no del gobierno de los Estados Unidos, sostiene la magistrada
Jueza de NY falla contra Ley de Defensa de Matrimonio
La jueza federal Barbara Jones declaró inconstitucional la cláusula de la ley que desde mediados de los años 90 impide al Gobierno federal reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo.
Foto: Archivo

Nueva York, 7 de Junio – La jueza federal Barbara Jones, de Nueva York, declaró inconstitucional una cláusula de la Ley de Defensa del Matrimonio de Estados Unidos (DOMA, por sus siglas en inglés) que impide desde mediados de los años 90 al Gobierno federal reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo.

“La decisión sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo está en manos de los estados y DOMA no puede estrictamente hablando, ‘preservar’ la institución del matrimonio como la unión de un hombre y una mujer”, afirmó la jueza Jones en un fallo que se puede ver hoy en los registros electrónicos del sistema judicial.

Según la jueza Jones, esa ley promulgada durante la presidencia de Bill Clinton en 1996 crea un “definición” federal del matrimonio que no puede dar contenido al derecho fundamental del matrimonio, ya que, a su juicio, “es la sustancia de ese derecho, no su definición, lo que en realidad configura la institución del matrimonio”.

El fallo de la magistrada neoyorquina se une al emitido el pasado 31 de mayo por un tribunal de apelaciones de Boston (Massachusetts) que afirmó que esa ley federal, que define el matrimonio únicamente como la unión entre un hombre y una mujer, viola la Constitución de Estados Unidos.

La juez Jones se pronunció en contra de la ley DOMA tras una demanda presentada por Edith Windsor, una neoyorquina que se casó en 2007 con Thea Spyer en Canadá, luego de cuatro décadas de relación, y que tras la muerte de su pareja en 2009 tuvo que pagar más de $350,000 en impuestos federales.

La Unión de Libertades Civiles de Nueva York, que celebró el fallo de la magistrada que ordena devolver a Windsor los impuestos que tuvo que pagar, recordó que Spyer le dejó “todas sus propiedades a Windsor, incluido el apartamento que compartían” en la Gran Manzana.

“Al estar casadas, las propiedades de Spyer tendrían que haber sido heredadas por su esposa sin cargas fiscales, pero como la ley DOMA impide reconocer los matrimonios entre personas del mismo sexo, Windsor tuvo que terminar pagando más de $363,000”, lamentó la organización de defensa de los derechos civiles.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, que a comienzos de mayo dijo por primera vez que apoya los matrimonios entre personas del mismo sexo, ha dejado siempre patente su oposición a esta ley que la Casa Blanca considera que es inconstitucional y que, en todo caso, la definición del matrimonio compete a los gobiernos estatales.