LA VINOTINTO NO SE CONFÍA

CARACAS, Venezuela (EFE).- El seleccionador de Venezuela, César Farías, aseguró ayer que las bajas que pueda tener Chile por problemas disciplinarios no les va a distraer ni a hacer pensar que el equipo de César Borghi llegará debilitado al partido de mañana.

“Son circunstancias internas de la selección chilena (…) pero en realidad no nos va a distraer el pensar que Chile viene debilitado”, indicó Farías en una rueda de prensa.

“Al contrario, creo que viene enfocado a este semestre en poder tener nuevas alternativas que le están dando resultados”, agregó.

Borghi ha optado por no contar mañana con Medel y Vargas, después de que ambos jugadores fueran sorprendidos saliendo de un local de madrugada, en lo que el técnico consideró como un incumplimiento de su palabra.

Farías destacó que la Roja viene de sacar un partido “tan complicado como el de La Paz”, donde derrotó a Bolivia por 2-0, y afirmó que espera un rival sin muchos cambios con relación a ese enfrentamiento.

“Chile es un seleccionado que invade bien la cancha contraria, que tiene jugadores de buen pie, que tuvo un proceso muy exitoso el premundial pasado y que nosotros tuvimos mucha paridad. Todos los duelos han sido muy cerrados y muy intensos”, explicó.