Voto de indecisos no será determinante en elecciones mexicanas

"No va a modificar mucho (el resultado final), porque la mayoría se va a abstener", afirmó Jorge Buendía, de la empresa de sondeos Buendía

MEXICO – Los mexicanos que aún no han decidido por quién votarán el próximo 1 de julio, cerca del 20 por ciento, apenas tendrán un impacto en el resultado final, coincidieron hoy representantes de las principales empresas encuestadoras.

“No va a modificar mucho (el resultado final), porque la mayoría se va a abstener”, afirmó Jorge Buendía, de la empresa de sondeos Buendía, en una reunión con corresponsales y los titulares de otras firmas de opinión.

Las principales casas de encuestas coinciden en que el favorito es el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto, que tiene una cómoda diferencia respecto a sus seguidores.

Según Francisco Abundis, de la firma Parametría, una de las más respetadas en México, el primer lugar que mantiene Peña Nieto “no ha sido abatido” en los sondeos hechos en los últimos tres años, cuando el dirigente del PRI, de 45 años, surgía como posible candidato.

“La diferencia crucial será entre la segunda y la tercera posición”, agregó Abundis.

Las encuestas coinciden en las últimas semanas en que el candidato de una alianza izquierdista, Andrés Manuel López Obrador, se ha consolidado en segundo lugar, seguido por la aspirante del gobernante Partido Acción Nacional (PAN), Josefina Vázquez Mota.

Cuando comenzó la campaña electoral, a fines de marzo pasado, Vázquez Mota ocupaba el segundo lugar, pero ya en mayo se ha notado un importante cambio y ha sido superada por López Obrador, que representa a una alianza encabezada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Vázquez Mota afirmó este miércoles que el alto nivel de personas que en las encuestas no han declarado por quién votará le da esperanzas de que pueda alcanzar la victoria en los comicios presidenciales del 1 de julio, opinión que no apoyan las casas encuestadoras.

El representante de Consulta Mitofsky, Marcelo Ortega, coincidió también en que la mitad de quienes no han declarado su voto hasta ahora no acudirá a las urnas, en una elección en la que se prevé una participación del 60/63 por ciento.

Ricardo de la Peña, de la firma GEA/ISA, informó de que en las últimas elecciones, en el 2006, sólo el 10 por ciento de las personas que previamente habían dicho que no tenían definido su voto o no dijeron por quién iban a votar acudió finalmente a las urnas.

Además, “los que sí están definidos, pero no contestan, no tienen un patrón definido”, agregó.

Teniendo en cuenta la pelea que hay por el segundo lugar, las firmas de encuestas coinciden en que la lucha estará centrada ahora en recabar el “voto útil” para evitar que el PRI llegue a la Presidencia, después de haber acaparado el poder desde 1929 hasta el año 2000.

Será clave el segundo debate en el que participarán los candidatos presidenciales el próximo domingo, a veinte días de la votación, aunque las compañías de sondeos piensan que no va a tener un especial impacto en las posiciones actuales.

Porque, además, los electores “ya han asimilado el lado oscuro de cada candidato”, afirmó Abundis.

De acuerdo con un promedio de las distintas casas de encuestas dado a conocer por Mitofsky el pasado 5 de junio, Peña Nieto acumula un 42,9 por ciento de la intención de voto, López Obrador un 29,0 y Vázquez Mota un 24,6 por ciento.

En último lugar queda el aspirante del Partido Nueva Alianza (Panal), Gabriel Quadri, con un 3,5 por ciento. Estos datos no incluyen a quienes no han declarado sus preferencias electorales con vistas a los comicios del 1 de julio.

Desde que comenzó la campaña electoral, Vázquez Mota ha sido la que más ha bajado en este promedio, 5 puntos porcentuales, seguida de Peña Nieto (4,1). En cambio, López Obrador ha subido seis puntos y Quadri 2,5 puntos porcentuales.