En líos el salón de bronceado preferido de la ‘tanoréxica’

Le imponen una multa de $5,200 por permitir la "sobreexposición" de sus clientes
En líos el salón de bronceado preferido de la ‘tanoréxica’
Patricia Krentcil negó las acusaciones de que le causó quemaduras a su hija de apenas seis años.
Foto: AP

Nueva York – Encontrarse con Patricia Krentcil era algo fácil. Sólo había que ir al “City Tropics Tanning 2”, el salón de bronceado de Nutley, en Nueva Jersey, para ver allí a la llamada madre “tanoréxica”.

Y es que ese era el lugar preferido de la mujer para mantener el exagerado bronceado que le ha causado problemas con la justicia. La madre acudía a ese negocio varias veces en una misma semana. Ahora, el salón también está metido en líos y ha sido acusado de al menos 33 violaciones, incluyendo permitir la “sobreexposición” de sus clientes.

En la acusación del Departamento de Salud de Nueva Jersey, que también le impuso una multa por $5,200, se asegura que el salón permitió a un usuario realizar 24 sesiones de bronceado en el mismo mes. Los inspectores, que no revelaron el nombre del cliente, dijeron que solamente se le debió permitir que usara las camas bronceadoras una vez por semana.

Según informaron medios locales hoy, el dueño de “City Tropics Tanning 2”, Anthony Ruccatano, dijo que peleará las alegadas violaciones, que fueron encontradas tras una inspección que realizaron las autoridades al local el pasado 14 de mayo.

Fue a ese lugar donde Krentcil alegadamente llevó a su hija de 6 años para que se bronceara con ella, lo que le provocó quemaduras a la niña, y por lo que ahora la madre enfrenta cargos criminales por poner en riesgo el bienestar de un menor.