“Feliz” Día del Padre… deportado

Activistas por los derechos de los inmigrantes pidieron a las autoridades detener deportaciones de jefes de familia sin antecedes.
“Feliz” Día del Padre… deportado
Personal del ICE conduce a un hombre deportado.
Foto: Archivo / AP

Los Angeles (EFE).- Para la próxima celebración del Día del Padre, miles de familias inmigrantes del país no podrán tener una fiesta pues el jefe del hogar ha sido deportado, reclamaron hoy los dirigentes de la Comisión de Unidad Familiar de Los Ángeles.

En una rueda de prensa, los activistas pidieron al presidente Obama que utilice su autoridad administrativa para detener las deportaciones.

Según la organización, Estados Unidos ha expulsado del país en el último año a más de 280,000 personas que no constituyen una amenaza para la sociedad.

“La mayoría de quienes vienen a vivir a los EEUU lo hacen para trabajar y cuidar a sus familias; la mitad de ellos son padres de familia y no representan ningún peligro para la sociedad”, dijo a Efe Jorge-Mario Cabrera, director de comunicaciones de la Coalición pro Derechos Humanos del Inmigrante en Los Ángeles (CHIRLA, en inglés), una de las organizaciones líderes de la comisión.

“Sin embargo, debido a la política migratoria ciega de este país se está deportando a estos trabajadores y padres de familia, quebrantando las familias y los valores más sagrados de este país como son la unidad familiar y el derecho a la felicidad”, reclamó Cabrera.

La comisión integrada por cerca de 20 coaliciones de defensa de los inmigrantes y de los derechos humanos hizo hoy un llamado especial al presidente Barack Obama para que utilice su poder administrativo para hacer cumplir la política que da prioridad a la deportación de delincuentes convictos y no de personas sin antecedentes.

En la rueda de prensa realizada el Centro de Jornaleros del Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN) participaron varias familias cuyos padres ya fueron o están en proceso de ser deportados y que “este domingo no tendrán motivos para celebrar sino para temer”.

También se presentó el caso de Adrián, un joven promotor del DREAM Act, que busca que los estudiantes universitarios puedan obtener la ciudadanía, a quien le deportaron su papá y a su mamá, por lo que está haciendo el papel de padre para sus hermanos.

Adrián dirigió un mensaje urgente al presidente y a las autoridades de inmigración para que detengan la deportación de personas como sus padres, que no han cometido delitos y que vinieron al país en busca de un mejor futuro para ellos y su familia.

?>