Programa de verano es la alternativa

En contraposición a los recortes, un centro ofrece clases al aire libre
Programa de verano es la alternativa
Erick Vargas, de 11 años (c), es uno de los niños que aprovecha el programa de verano en el Central Park de Pasadena.
Foto: Aurelia Ventura

Maestros del distrito se encargan de impartir las distintas clases a los 150 estudiantes inscritos en este programa de bajo costo.

El Centro de Acción Social de Pasadena se ha dado a la tarea de no permitir que más de un centenar de estudiantes de esta y otras ciudades aledañas pierdan un mes o más en su desempeño académico.

Por este motivo ayer inició su programa de verano en el Central Park de Pasadena, donde niños de los grados de kinder hasta el 12 se darán cita diariamente durante seis horas para tomar cursos básicos de lengua, matemáticas, ciencias y artes, además de realizar otras divertidas actividades al aire libre hasta el 20 de julio.

“Sabemos que el rezago académico aumenta durante e verano”, dijo Jon Gundry superintendente del Distrito Escolar Unificado de Pasadena. “Para los estudiantes en riesgo de rezago escolar, lo que más necesitan es intervención inmediata y eso se logra con mantenerlos en un programa de verano”. agregó, y señaló que el mismo distrito escolar de Pasadena este año solo contará con un número muy limitado de programas de verano, a causa de los recortes en el presupuesto estatal para las escuelas.

Maestros de este distrito son quienes se encargan de impartir las distintas clases a los 150 estudiantes inscritos en este programa de bajo costo – $30 dólares por todo el programa- que viene a salvar la situación de estos niños y jóvenes, quienes de no contar con esta oportunidad tendrían que quedarse en su casa, sin la ventaja de poder mejorar académicamente.

Como el caso de Yesenia Guerrero, una estudiante de quinto grado de la primaria Jefferson en Pasadena, quien estaba evidentemente contenta de poder entrar a este programa de verano.

“Si no viniera aquí, me tendría que quedar en mi casa, solo viendo televisión”, compartió la estudiante. “Este es el segundo año que vengo aquí y me ayuda mucho a subir mis calificaciones”, resaltó.

Gracias a este programa de verano, muchos estudiantes han aumentado hasta 40 puntos en matemáticas y mejorado en su lectura hasta en un 40 por ciento.

Randy Jurado Ertll, director ejecutivo de El Centro de Acción Social, indicó que este año ha sido el más difícil para recaudar fondos para mantener este programa de verano, debido a la crisis financiera a nivel estatal y federal.

“Las organizaciones como Ammason Foundation, Southern California Edison y la misma Ciudad de Pasadena son una bendición para nosotros poder mantener nuestros programas”, dijo Ertll.

Este programa beneficia a niños en su mayoría latinos y de bajos ingresos y a sus padres, quienes de otra manera no podrían pagar cuidado para sus hijos durante el verano, así como a los mismos maestros que no cuentan con un trabajo durante el verano. Así lo explicó el maestro de la primaria Madison, José Guzmán.

“Estos niños tienen mucha necesidad de seguir aprendiendo, por eso este es un programa de mucha ayuda para ellos”, expresó Guzmán. “También me ayuda a mi porque los maestros no tenemos sueldo durante el verano”, apuntó.

El programa, que aun tiene algunos lugares disponibles, comienza a las 7:30 de la mañana y concluye a la 1:30 p.m., también se les brinda desayuno y almuerzo, que provee el distrito escolar de Pasadena.