Siguen las Fiestas Puertorriqueñas después de casi cancelarse

El Comité del Desfile Puertorriqueño dijo que habían cumplido con todos los requisitos de la Ciudad de Chicago para tener el desfile.

Siguen las Fiestas Puertorriqueñas después de casi cancelarse
El Comité del Desfile Puertorriqueño dijo que perdieron más de $200,000 en ingresos porque el Distrito de Parques de Chicago no otorgó el permiso a tiempo.
Foto: Irene Tostado

Chicago, IL- Las Fiestas Puertorriqueñas, que por los últimos 30 años se han realizado en el parque Humboldt, reiniciaron el viernes, después de que el Distrito de Parques de Chicago cerrara el parque el jueves durante cuatro horas, supuestamente por falta de documentos que comprobaran la existencia de la seguridad que la Ciudad de Chicago requiere para otorgar el permiso de tener un festival.

Los documentos, según el Comité del Desfile Puertorriqueño, quienes organizaron una rueda de prensa el viernes para aclarar lo sucedido, habían sido entregados al Distrito de Parques y después de una junta el lunes con la policía, que hizo un recorrido por el parque, el permiso había sido aprobado.

Cesar Rolón, representante del Comité del Desfile Puertorriqueño, dijo que habían por lo menos 30,000 personas en el parque esperando la apertura del desfile y que entre el costo de la seguridad que tuvieron que contratar para cumplir con los requisitos de la Ciudad, los músicos contratados para presentarse y el mantenimiento del parque se perdieron más de $200,000 en ingresos, sin contar el dinero que hubieran ganado los vendedores de comida y abarrotes.

Después de la rueda de prensa, se anunció que Art Richardson, director regional de, Distrito de Parques, vendría a la Casa Puertorriqueña a disculparse porque se habían equivocado y no debían haber postpuesto la celebración. Cuando llegó, se reunió con el Comité a puertas cerradas, pero los gritos de los organizadores y el representante se escuchaban durante la junta de casi media hora.

Richardson se negó hablar con la prensa al salir de la junta y cruzó la calle hacia el parque Humboldt, donde la policía de Chicago impidió que la prensa se acercara a él.

El festival seguirá con las actuaciones programadas para los dos últimos días de las fiestas. Los grupos de música que no se presentaron el jueves tocaban música de fe. Además, el jueves se había designado como el Día de los Niños porque los niños podían subirse a los juegos mecánicos a un precio reducido.