Separan hijas de hispana muerta en mesa de operaciones

Se anticipa una disputa familiar para administrar el monto que reciban de una demanda contra el Hospital Montefiore
Separan hijas de hispana muerta en mesa de operaciones
Yolanda Medina murió en la mesa de operaciones del Hospital Montefiore donde se sometía a una cirugía para donarle un riñón a su hermano.
Foto: Archivo

Nueva York – La muerte de una madre hispana en la mesa de operaciones del Hospital Montefiore, en El Bronx, luego de que se sometiera a una intervención para trasplantarle un riñón a su hermano y salvarle la vida, ha provocado que sus hijas sean separadas.

Las tres pequeñas ya no podrán estar juntas, debido a que la mayor, de 10 años, al no ser hija biológica de José Pérez, la pareja por años de Yolanda Medina y el padre de su dos hijas menores, ha sido llevada a vivir con otros familiares y separada de sus hermanas.

Según informaron hoy medios locales, tras la muerte de Yolanda, Pérez obtuvo la custodia de sus dos hijas de 2 y 8 años, mientras que una hermana de la fallecida se hizo cargo legalmente de la hija mayor. Esto, anticipan, podría provocar una disputa familiar para administrar cualquier monto que obtengan, de lo que se espera sea una millonaria demanda contra el hospital por mala práctica médica. El dinero tendría que ser repartido entre los guardianes de las menores, ya que pasaría a formar parte del patrimonio de la difunta madre.

Medina murió el pasado 23 de mayo, luego que se desangrara durante una intervención quirúrgica en el Montefiori, donde le cortaron por error la vena aorta durante una operación a la que se había sometido para donarle un riñón a su hermano Roberto Medina, quien sufre de una grave enfermedad y necesita el trasplante para seguir con vida.