Crece presencia de asiáticos en Estados Unidos

Desplazaron a los hispanos como el grupo de mayor crecimiento demográfico

Guía de Regalos

Crece presencia de asiáticos en Estados Unidos
Por primera vez en décadas, el flujo de migración procedente de los países de ese continente, rebasó a los de origen latino.
Foto: Archivo / La Opinión

WASHINGTON, D.C.- En el departamento de patología gastrointestinal de la Universidad Johns Hopkins, en Maryland, la mayoría de los investigadores no son estadounidenses. Al contrario, aunque todos hablan inglés, los diferentes acentos, deleitan los oídos de cualquiera.

Son hindúes, chinos, japoneses, los que en su mayoría recorren sus pasillos y trabajan jornadas de más de 12 horas, realizando investigación en cáncer.

“En Estados Unidos, para este tipo de trabajo, la infraestructura y los recursos no son el límite, sino la mano de obra realmente calificada. La demanda por esos puestos se concentra en extranjeros. No hay duda”, explicó a La Opinión el doctor Héctor Álvarez (MD, PhD), basado en su experiencia como investigador en Johns Hopkins.

Una imagen que se vive día a día, en diversos centros académicos y empresas a lo largo del país y que ayer, fue retratada por el nuevo reporte, realizado por el Centro Hispano Pew.

El informe indicó que los asiáticos en general, superaron a los hispanos como el grupo mayoritario de nuevo inmigrantes en Estados Unidos. En un gráfico poblacional, ambos grupos ya forman una cruz, que marca el descenso de los latinos y el aumento de los asiáticos, durante la última década.

Ahora, un 61% de los nuevos inmigrantes entre 25 y 64 años emigraron de Asia, quienes además, llegan al país con un nivel educativo alto, de al menos un título universitario. Mientras la población inmigrante asiática ha crecido desde un 19% en 2000 a 36% en 2010, entre los hispanos, el índice disminuyó 29%, llegando a 31%, durante este mismo periodo.

“La ola de inmigración desde Asia ha ocurrido cuando los países que más exportaban gente, han experimentado ganancias dramáticas en sus estándares de vida. Pero pocos asiáticos miran hacia atrás […] la mayoría asegura que Estados Unidos es preferible a su país de origen, en cuanto a oportunidades económicas, políticas, libertad de religión y buenas condiciones para criar niños”, especificó el documento.

En tanto, en el caso de los hispanos, aunque las aspiraciones son las mismas, en general la ola migratoria está determinada por la demanda de empleos, concentrados en sectores como el campo, construcción y servicios. Es por eso, que tras la recesión económica experimentada en 2009, la migración de este grupo, disminuyó considerablemente. A esto también se sumó el reforzamiento de la seguridad en la frontera.

“La población asiática viene a Estados Unidos, por motivos como reunificación familiar y ofertas de trabajo de compañías de alta tecnología, que necesitan trabajadores altamente calificados. Eso explica también los altos niveles de educación que reporta este grupo”, comentó a La Opinión Mark López, director asociado del Centro Hispano Pew.

Actualmente, Estados Unidos cuenta con 18.2 millones de asiáticos, es decir un 5.8% de la población. Los hispanos, en cambio, superan los 52 millones, lo que equivale a un 16.7% de la población.

Expertos como López atribuyen la gran diferencia en la cantidad de habitantes, a que la magnitud de la migración latina continúa siendo más significativa y a que índices como la tasa de natalidad y fertilidad, es mucho mayor entre los hispanos.

En cuanto al estatus migratorio, la mayoría de la población asiática no tiene problemas con sus papeles. De hecho, de acuerdo al reporte de Pew, este grupo tiene el triple de probabilidades de recibir sus tarjetas de residencia, por la vía de sus trabajos, en lugar de motivos asociados a la reunificación familiar.

Finalmente, el reporte mostró un retrato exhaustivo de las costumbres, creencias y características generales de la población asiática en el país, donde se destacó una fuerte ética de trabajo y una amplia presión familiar, por obtener buenos resultados educativos.