Francia en tensión

Bajo rendimiento ante Suecia crea mal ambiente y rencillas entre jugadores y el cuerpo técnico galo
Francia en tensión
La selección francesa entrenó con ganas de dejar atrás la mala actua- ción que ofreció en la derrota ante Suecia y revertir la situación.
Foto: EFE

DONETSK, Ucrania (AP).- Las tensiones están infiltrándose en el campamento francés de la Eurocopa después que los jugadores protagonizaron una “acalorada” discusión en el vestidor camerino perder 2-0 ante Suecia.

Francia, que se vio plagada por problemas internos en el Mundial de 2010, fue un desastre el martes contra los suecos y hubiese perdido por goleada de no ser por las atajadas del portero Hugo Lloris.

Les Bleus avanzaron de todas maneras a los cuartos de final, donde enfrentarán a España, pero la forma en que lo hicieron provocó molestias entre el técnico Laurent Blanc y veteranos como Florent Malouda, se dio a conocer ayer.

“Sí, las cosas se pusieron un poco acaloradas, pero luego todo el mundo se dio un duchazo frío”, dijo Blanc en conferencia de prensa.

“Eso demuestra que había un poco de electricidad dentro del equipo y espero que la haya frente a España, porque la necesitaremos”, comentó.

Malouda eligió no hablar con la prensa después de la derrota porque tenía miedo de decir algo inadecuado.

Es el jugador más experimentado de Francia y formó parte de una selección mundialista que dejó boquiabierto a su país al declararse en huelga en un entrenamiento hace dos años después que Nicolas Anelka fue expulsado de la delegación y enviado de vuelta a casa.

“Lo que vi ante Suecia despertó algunos demonios en mí y no quería expresarme”, afirmó Malouda.

“En el calor del momento había el riesgo de hacer declaraciones explosivas. Hay ciertas cosas que hay que enderezar y en ocasiones uno puede herir realmente a alguien con un comentario”, mencionó el jugador.

Con los temperamentos crispados y el orgullo abollado después de un desempeño caótico ante una Suecia ya eliminada, algunos de los jugadores no pudieron contenerse cuando ingresaron al santuario de los camerinos.

“En ocasiones uno necesita dirigir algunas andanadas de metralla contra otros”, dijo Malouda.

“Después del partido nos dijimos bastantes cosas en los vestidores”, afirmó.

El zaguero central Laurent Koscielny, que reemplazará al suspendido Philippe Mexes frente a España, confirmó que hubo una discusión.

“Estuvimos debajo de nuestro nivel “, dijo Koscielny.

“Cuando regresamos al camerino sabíamos que no nos habíamos desempeñado como debíamos y hubo cosas que se dijeron, cosas que quedarán entre nosotros”, apuntó.

Malouda cree que parte del problema pudiera ser que algunos jugadores parecen estar más preocupados por su propio desempeño que en ayudar al equipo.

“El equilibrio es frágil, y cuando empiezas a pensar que estás en la Euro para brillar en forma individual entonces las ruedas del vehículo pueden empezar a salirse de lugar”, dijo.

“Cada error en la Euro se paga muy caro”, explicó.

Francia ha trabajado duro para reconstruir su imagen desde que Blanc reemplazó al impopular Raymond Domenech tras el Mundial de Sudáfrica, pero Malouda ha planteado su preocupación de que una actitud informal pudiera estar regresando al equipo, igual que en el Mundia 2010.