Máxima seguridad en Orlando por llegada de Obama

Hasta los cuchillos serán retirados de las mesas durante el almuerzo de NALEO en el que hablará el Presidente
Máxima seguridad en Orlando por llegada de Obama
Unos 1,200 funcionarios latinos se encuentran en Orlando para debatir sobre el futuro de la comunidad hispana.
Foto: AP

Orlando – Autoridades estadounidenses reforzaron hoy la seguridad en el Reino Mágico de Disney World ante el arribo del presidente Barack Obama para participar en la 29 conferencia anual de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Elegidos (NALEO).

Patrullas, policías y perros adiestrados están apostados en el camino que conduce al centro de convenciones del Disney’s Contemporary Resort.

El Reino Mágico de Disney World alberga desde ayer y hasta mañana a unos 1,200 funcionarios latinos que debaten sobre el futuro de la comunidad hispana, el grupo étnico de mayor crecimiento en Estados Unidos.

La participación del presidente Obama en el foro está programada para esta tarde a la 1:45 p.m. hora local, durante un almuerzo en el que, como una de las medidas de seguridad extrema, los cuchillos serán retirados de las mesas, dijo a Notimex una funcionario de la NALEO.

Obama ofrecerá su discurso, un día después que su rival y virtual candidato republicano en las elecciones presidenciales del 6 de noviembre próximo, Mitt Romney, lo hizo.

Durante su participación Romney presentó una propuesta de reforma migratoria “permanente” que reemplazaría a la de Obama, de llegar a la Casa Blanca.

La iniciativa de Romney, que plantea un giro en su anterior posición de “mano dura” contra los indocumentados, recibió tímidos aplausos y contraatacó al anuncio de Obama de suspender de manera temporal la deportación de jóvenes indocumentados, como un adelanto de su reforma migratoria.

El precandidato republicano hizo su propuesta en momentos en que la última encuesta sobre el voto latino arroja una ventaja para el candidato demócrata de 13 puntos sobre el republicano, impulsado por la buena acogida en la comunidad hispana del anuncio de Obama.

Romney prometió una solución “a largo plazo” para permitir que los indocumentados jóvenes se queden en Estados Unidos, siempre que cumplan con varios requisitos, como alistarse en el Ejército, lo que fue considerado por algunos funcionarios hispanos como “insultante”.