Alemania lleva las de perder

GDANSK, Polonia/AP – La Eurocopa ofrece al joven equipo alemán la oportunidad de conseguir algo que ninguno de sus predecesores ha conseguido: derrotar a Italia en un torneo grande.

La historia de enfrentamientos entres ambas selecciones está llena de tragos amargos para los alemanes, incluida una victoria italiana en las semifinales de la Copa Mundial del 2006, jugada en Alemania ni más ni menos, con dos goles en tiempo extra.

El capitán alemán Philipp Lahm dijo que esas estadísticas no inquietan en absoluto a sus compañeros, pero hasta el cuerpo técnico admite que los impresionó mucho el desempeño de Andrea Pirlo en lo que va del torneo, sobre todo la frialdad que mostró en la definición por penales ante Inglaterra en los cuartos de final.

“Esa sí que fue una picardía”, comentó el técnico de arqueros Andreas Koepke, aludiendo al tiro de Pirlo, quien sacó un remate suave, bombeadito, que entró alto, por el medio, mientras el arquero inglés se tiraba a un costado.

Koepke estaba en el arco cuando Alemania ganó la última de sus tres Eurocopas en 1996 en Inglaterra. Atajó un penal que preservó un 0-0 que permitió a su equipo sobrevivir a la fase de grupos y mandó a Italia a casa.

El integraba el cuerpo técnico cuando Pirlo gestó el primero de los dos goles de Italia en las semifinales del 2006. De los siete partidos que jugaron en copas mundiales o campeonatos europeos, los italianos ganaron tres y otros tres terminaron empatados.

Contando todos los enfrentamientos entre ambos equipos, Italia suma 14 victorias contra apenas siete de Alemania y nueve empates.