España, aún débil

Se reporta una caída del Producto Interno Bruto del país

NAVACERRADA, España (EFE).- El ministro español de Economía, Luis de Guindos, alertó ayer que la recesión de la economía española se está agravando, pues los datos del segundo trimestre apuntan a una caída “ligeramente superior” del Producto Interno Bruto (PIB) que en los tres primeros meses del año, cuando retrocedió un 0.3%.

En declaraciones a la prensa tras intervenir en el Campus 2012 de la Fundación FAES (ligada al gobernante Partido Popular), De Guindos recordó que esta previsión coincide con la del Banco de España, que ya pronosticó que la contracción entre abril y junio había sido “ligeramente superior” que entre enero y marzo.

En cualquier caso, el Gobierno mantiene su previsión de que en el conjunto del año la economía retrocederá un 1.7%, e incluso De Guindos insinuó algo más de optimismo al apuntar que en los próximos meses se irá estabilizando el deterioro que se ha venido dando desde hace un año.

En cuanto a la posibilidad de que el Gobierno suba el impuesto al valor añadido (IVA) o retire la deducción por compra de vivienda, como aboga el Fondo Monetario Internacional (FMI) o la Comisión Europea, De Guindos dijo que las recomendaciones de estas instituciones “siempre son tenidas en consideración”.

Insistió en el compromiso del Ejecutivo español con las reformas económicas, la austeridad y los objetivos de déficit fiscal, aunque ello pueda suponer más sacrificios a los ciudadanos.

El ministro recordó que el Gobierno ya ha pedido esfuerzos para reconducir la actual situación económica, pero dejó entrever que serán necesarios más.

“Es fundamental que el esfuerzo se distribuya equitativamente. Así se ha hecho o está intentando hacer el Gobierno”, dijo De Guindos, para añadir que es preciso que la ciudadanía entienda que si se piden sacrificios es porque serán “la plataforma para crecer y generar empleo” en el futuro.

De Guindos recordó que cuando en España las cosas se han hecho “de forma correcta”, se ha conseguido remontar.

Reiteró que el Gobierno va a hacer todos los esfuerzos para sanear las cuentas públicas y lograr que la economía vuelva a la senda de crecimiento, porque, agregó, “la consolidación fiscal es una de las bases de la política económica”.