Obama cambia su destino de vacaciones este año

Contrario a lo que ha sido la tradición, el presidente y su familia no vacacionarán en la exclusiva isla Martha's Vineyard

Washington – El presidente de EE.UU., Barack Obama, y su familia no viajarán este año en agosto a la exclusiva isla de Martha’s Vineyard, donde han pasado sus vacaciones de verano desde 2009, informaron hoy a Efe fuentes de la Casa Blanca.

Desde que llegó a la Casa Blanca en 2009, Obama ha elegido para pasar las vacaciones de agosto junto con su esposa, Michelle, y sus dos hijas, Malia y Sasha, la isla de Martha’s Vineyard, un lujoso enclave del estado de Massachusetts que se encuentra entre los lugares preferidos de la elite progresista del país.

Sin embargo, este año se romperá la tradición, según confirmaron a Efe fuentes de la Casa Blanca sin dar más detalles, después de que el diario The Boston Globe revelara los cambios de planes de los Obama.

“Ellos no vienen este año”, explicó al diario el sargento Thomas Medeiros, de la policía estatal, quien agregó que la noticia le llegó desde el Servicio Secreto, el cuerpo encargado de velar por la seguridad del presidente.

Mientras, la directora ejecutiva de la Cámara de Comercio de Martha’s Vineyard, Nancy Gardella, contó a The Boston Globe que la Casa Blanca había reservado alojamiento en la isla para agosto, pero en mayo canceló esos planes.

Durante los últimos tres veranos los Obama se alojaron en una finca frente al de Marzo en Chilmark que fue vendida en noviembre por $21.9 millones, según el diario.

En 2011 los republicanos criticaron a Obama por irse de vacaciones a este lugar en un momento de preocupación en el país por la situación económica y tras la crisis de la deuda con la rebaja de la calificación por parte de Standard & Poor’s.

El presidente pasó nueve días allí el pasado año, pero tuvo que adelantar su regreso a Washington ante la llegada del huracán “Irene” a la costa este del país.

Obama está descansando junto a su familia desde el sábado pasado en la residencia presidencial de Camp David (Maryland) y regresará a Washington el martes por la noche para cumplir con algunos compromisos públicos.

Mañana el presidente participará en la Casa Blanca en las celebraciones del 4 de julio, día de la independencia de EE.UU., y el jueves iniciará una gira en autobús por los estados de Ohio y Pensilvania, claves para obtener la victoria en las elecciones del 6 de noviembre.