Con recortes Maywood trata de sobrevivir

El presupuesto no incluye nuevas fuentes de ingresos dicen sus críticos.
Con recortes Maywood trata de sobrevivir
La reducción de recursos ha provocado que la calidad de los servicios a la población se hayan deteriorado notablemente.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

El Concejo Municipal de Maywood aprobó la noche del lunes el presupuesto para el año fiscal de los próximos dos años en el que se estima una caída de ingresos de tres millones de dólares. El año fiscal 2013-2014 contaría con un presupuesto de $5,923,324 en su fondo general y cerraría con un superávit de apenas $5, 221, muy similar para el siguiente año.

“En 2012 estamos en el fondo y estaremos ahí por lo menos otros seis años”, señaló Lilian Myers, administradora de la ciudad y única empleada de tiempo completo con que cuenta ahora Maywood, indicando que “todas las ciudades de la nación están enfrentando situaciones similares”.

La reducción de ingresos en Maywood se debe principalmente a lacaída en los impuestos a la propiedad y en las ventas.

El concejal Felipe Aguirre lamentó que se haya balanceado el presupuesto sólo con recortes y no se haya presentado un plan para atraer nuevos ingresos, pero indicó que “la bancarrota no es opción”.

Para ajustar y cerrar en números negros el presupuesto, la ciudad está optando por los recortes porque el Concejo se ha manifestado en contra de incrementar impuestos y, según Myers, “no hay otra forma de incrementar los ingresos”.

“Con mis 20 años de experiencia los subsidios no son la solución para la Ciudad de Maywood. Se necesitan recursos recurrentes como los impuestos”, dijo la administradora.

La ciudad reducirá a 26 el número de empleados a medio tiempo con los que cuenta y prescindirá de un especialista comunitario y del secretario de la ciudad, además de recortar algunos servicios en parques y recreaciones.

“Este es un presupuesto que se ha hecho con responsabilidad”, afirmó el concejal Oscar Magaña. “La ciudad no puede continuar operando en déficit –de hasta $3.5 millones como ocurría antes- se gastaba más de lo que tenía. Ahora estamos tratando de reconstruir la ciudad”.

El presupuesto aprobado no incluye las deudas en las que ha incurrido la ciudad como la de $10 millones que tiene con la Agencia Conjunta de Seguros de California (CJPIA), principalmente por las demandas presentadas en su contra y relacionadas con su desaparecido departamento de policía. Para esta deuda la ciudad sólo está pagando los intereses que ascienden a poco más de $120,000 al año.

Myers indicó a La Opinión que parte de su trabajo es renegociar estas deudas y que espera pronto tener resultados.

Los gastos legales han sido una constante para Maywood. Sólo el año fiscal que concluyó el 30 de junio, la ciudad pagó $700,000 a diversas firmas legales por sus litigios pendientes incluyendo el que tiene contra el Distrito Escolar Unificado de Los Angeles (LAUSD) por la construcción de una escuela en un sitio que los votantes de la ciudad rechazaron.

También, eventualmente la ciudad deberá pagar 1.5 millones de dólares que su fondo general pidió prestados al programa estatal de la Agencia de Desarrollo Urbano (CRA), eliminado recientemente por el gobernador Jerry Brown.

“El estado no nos va a perdonar esta deuda, no es algo propio de Maywood, es una situación por la que están atravesando la mayoría de las ciudades tras la eliminación de las CRAs), dijo Myers.

“Estabilizar las finanzas de la ciudad ha sido el reto de los últimos dos años”, afirmó Myers ante los concejales y casi un centenar de personas en la audiencia.

Myers, contratada en 2010 para sacar a la ciudad de su crisis financier y evitar la bancarrota, comenzó su presentación detallando los aspectos más básicos de un presupuesto para luego enfatizar que “en 2010 la ciudad se quedó sin reservas (tras cinco años de operar en negativo), tuvo problemas de flujo de efectivo y estuvo muy cerca de la bancarrota”.

En 2010 esta pequeña ciudad hizo historia en California al ser la primera municipalidad en desmantelar su departamento de policía, despedir a casi todos sus 138 empleados de tiempo completo y contratar con agencias externas para la provisión de todos los servicios municipales. Ahora continúa reduciéndose tratando de evitar la temida bancarrota y los servicios públicos han sido los más afectados.

Sandy Orozco, quien tomó el podio en el periodo de comentarios públicos apoyándose en una andadera, lamentó que la ciudad haya puesto en sus prioridades el pago de sus litigios legales y haya optado por cerrar durante el verano a única alberca pública con la que cuenta.

“Gracias a sus prioridades, sus recortes me están afectando a mí porque ahora tengo que ir hasta Commerce para hacer los ejercicios físicos que necesito por mi esclerosis, ¿Si hay que hacer recortes por qué no empiezas con tu salario?”, expresó Orozco, refiriéndose al salario de $180,000 anuales que devenga Myers.