Masacre en Chicago

Medias Blancas se dieron el lujo de aporrear sin misericordia a los Rangers de Texas
Masacre en Chicago
El boricua Alex Ríos, de los Medias Blancas, recorre las bases luego de haber descargado jonrón a Roy Oswalt (izq.) en el primer inning.
Foto: AP

CHICAGO, Illinois (AP).- Kevin Youkilis, Adam Dunn y el puertorriqueño Alex Ríos conectaron jonrones en el mismo primer episodio y los Medias Blancas se dieron el lujo de aporrear sin misericordia a los Rangers de Texas.

El encuentro entre los líderes de las divisiones Central y Oeste de la Americana terminó en una masacre de 19-2.

Los patiblancos le cayeron a palos a Roy Oswalt y Chris Sale, convocado al Juego de Estrellas, se apuntó su décimo triunfo de la temporada.

Jugando por primera vez en casa con los Medias Blancas desde que llegó procedente de Boston el 24 de junio, Youkilis bateó tres hits y produjo cuatro carreras.

A.J. Pierzynski, que no fue elegido para el Juego de Estrellas por el piloto de Texas, Ron Washington, conectó jonrón de tres carreras ante el relevista Yoshinori Tateyama.

Fue su decimoquinto vuelacercas del año, mismo que encabezó un rally de nueve carreras en el quinto episodio. Siete de esas carreras fueron sucias gracias a un error del segunda base de Texas, Ian Kinsler.

Sale (10-2) que está 7-0 en nueve aperturas, no ha perdido desde el 12 de mayo.

Ian Desmond conectó anoche su 14to cuadrangular de la temporada, y los Nacionales se convirtieron en el equipo más reciente que derrota a Tim Lincecum, quien fue castigado desde el comienzo, en el triunfo de Washington por 9-3 sobre los Gigantes de San Francisco.

El primer juego de la serie de tres entre líderes divisionales no resultó muy parejo.

Jordan Zimmermann (5-6) lanzó seis entradas, en una faena acortada por la lluvia, y nuevamente contó con un apoyo generoso de la ofensiva, que lo había evadido durante mucho tiempo.

Ello aseguró que los Nacionales amanezcan el 4 de julio con un colchón de tres juegos y medio sobre los Mets de Nueva York, en la cima de la División Este de la Liga Nacional.

Lincecum (3-9) permitió ocho carreras y nueve imparables en tres entradas y un tercio. Siete anotaciones fueron limpias, en su peor apertura en las Grandes Ligas.

Los Gigantes que siguen al frente de la División Oeste entraron al partido con ventaja de juego y medio sobre los Dodgers de Los Ángeles.

Los angelinos que han sufrido un colapso en las últimas semanas se enfrentan a los Rojos de Cincinnati.